El Pacífico sur inicia el apagón mundial contra el cambio climático

  • Redacción Internacional, 28 mar (EFE).- Los apagones en el Pacífico sur iniciaron hoy la "Hora del Planeta", una campaña ecologista contra el cambio climático que en las próximas horas dejará a oscuras casi 4.000 ciudades y pueblos de 88 países.

El Pacífico sur inicia el apagón mundial contra el cambio climático

El Pacífico sur inicia el apagón mundial contra el cambio climático

"La Hora del Planeta" se pone en marcha con el primer apagón en el Pacífico Sur

"La Hora del Planeta" se pone en marcha con el primer apagón en el Pacífico Sur

Redacción Internacional, 28 mar (EFE).- Los apagones en el Pacífico sur iniciaron hoy la "Hora del Planeta", una campaña ecologista contra el cambio climático que en las próximas horas dejará a oscuras casi 4.000 ciudades y pueblos de 88 países.

La neozelandesa Isla Chatham, habitada sólo por científicos, fue el primer lugar del mundo en apagar sus generadores a las 20.30 hora local (06.45 GMT), en el inicio oficial de la iniciativa organizada por el Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF).

"Lanzará una fuerte señal a los líderes globales de que millones de personas en todo el mundo dependen de ellos para tomar decisiones que corrijan el cambio climático cuando se reúnan en la Cumbre de Copenhague en diciembre", dijo a Efe el director ejecutivo y uno de los creadores de la "Hora del Planeta", Andy Ridley.

Un estridente bocinazo de los transbordadores del transporte público de Sídney dio paso al apagón en la mayor ciudad australiana, donde se oscurecieron la Casa de la Opera y los rascacielos, mientras en los restaurantes se cambiaba la iluminación eléctrica por la de velas.

En Wellington, el Beehive, edificio del Parlamento de Nueva Zelanda, apagó la iluminación, y también la torre de comunicaciones de Auckland, junto a otras 44 ciudades del país.

En la isla de Fiyi y otras vecinas, cuya contribución a las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero es ínfima pero donde sus consecuencias pueden inundar las islas, la "Hora del Planeta" contó con el apoyo de gobiernos centrales, locales y del sector turístico, además de miles de ciudadanos.

Otros países asiáticos se disponían a sumar a la iniciativa, como Filipinas, con una cuenta atrás para oscurecer el monumento de Rizal y la Catedral de Manila, o Malasia, con un apagón en la torre Menara Kuala Lumpur, de 421 metros de altura, mientras en Singapur habrá meriendas a la luz de las velas en el parque Esplanade.

En Tailandia, las mayores celebraciones tendrán lugar en el parque Saim Paragon, y en Indonesia se apagarán los principales edificios oficiales de la capital, Yakarta.

El apagón llegará a China a las 12.30 GMT, cuando el Estadio Olímpico de Pekín, la Torre de la Perla de Oriente de Shanghai y otros monumentos dejen de estar iluminados durante 60 minutos, además de cientos de edificios como hoteles o complejos de oficinas en apoyo a WWF, que ha obtenido por primera vez el respaldo expreso de Gobiernos locales.

Por contra, Japón no contará con apoyo institucional para la "Hora del Planeta" y sólo asociaciones y empresas participarán a título individual. En Tokio, la Embajada de Suecia y varios hoteles apagarán todas las luces de sus edificios a partir de las 20:30, como el Four Seasons, que celebrará "la tarde de las velas".

Japón es junto con Arabia Saudí el único país miembro del G20 que no se suma a esta iniciativa mundial, según los organizadores.

Un total de 3.929 ciudades y pueblos de 88 países de todo el mundo habían manifestado, cuando el evento se iniciaba oficialmente su compromiso y anunciado diferentes eventos en las próximas 24 horas, informó WWF en rueda de prensa.

"La campaña quiere facilitar a los ciudadanos de todo el mundo la posibilidad de presionar a sus políticos para que cambien las cosas" dijo Ridley.

Por eso "es importante que los que participen y quieran causar un impacto recojan las imágenes, tomen fotos de sus eventos, las publiquen en Internet y se aseguren de que queda un registro de lo que ha ocurrido en su calle, en su parque, en su ciudad", añadió.

El éxito de la iniciativa, que comenzó en 2007, se debe a su simplicidad: apagar a las 20.30 luces y electrodomésticos durante una hora es "algo que puede hacer, de forma simple y sin grandes problemas, casi todo el mundo", según Ridley.