Gmail dejó de funcionar por un "inesperado efecto secundario" en unas tareas de mantenimiento rutinario

MADRID, 23 (EUROPA PRESS) Google explicó hoy que su servicio de correo electrónico, Gmail, que ayer quedó interrumpido durante cerca de tres horas, dejó de funcionar debido a un "inesperado efecto secundario" cuando estaban llevando a cabo unas tareas de mantenimiento rutinario en uno de los centros de datos que la compañía tiene en Europa. De este modo descartan cualquier ataque externo como causa del apagón. Si bien, según explicaron, esta operación rutinaria no causa normalmente ningún de tipo interrupción, ya que la gestión de las cuentas se traslada a otro centro de datos durante el proceso, ayer por la mañana se produjo "un inesperado efecto secundario" provocado por un nuevo código que trata de mantener los datos geográficamente próximos a los titulares de las cuentas. Esta incidencia provocó que otro centro de datos en Europa se sobrecargara y produjera un efecto cascada que fue extendiendo el problema de un centro de datos a otro. Por otro lado informaron de que algunos usuarios recibieron una petición 'Captcha' (en la que se pide introducir una serie de caracteres para comprobar que el que está tratando de entrar es el verdadero dueño de la cuenta) al intentar acceder a sus correos. La causa que apuntan es que los usuarios intentaron acceder a su cuenta en repetidas ocasiones mientras el servicio no estaba funcionando. Con respecto a las empresas y organizaciones que tienen contratada una cuenta 'Google Apps Premier Edition' contarán con servicio gratuito durante 15 días, aunque normalmente, cuando se produce una incidencia, la exclusión al pago del servicio es de tres días.