Ignacio González cree que es "lógico y normal" que el consejero de Justicia hable con el presidente del TSJM

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, calificó hoy de "lógico y normal" que el consejero responsable de Justicia, Francisco Granados, hable con el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Javier Vieira, en las cuestiones en las que tienen "competencias comunes".

"Parece razonable que haya contactos entre el presidente del TSJM con el consejero responsable de la administración de Justicia en la Comunidad de Madrid, que es el órgano institucional que debe canalizar los recursos materiales", dijo González en rueda de prensa al término del Consejo de Gobierno, al tiempo que destacó que se trató de un encuentro en un "lugar público, a los ojos de todo el mundo".

Preguntado por el hecho de que Vieira reconoció esta mañana que habló "probablemente" del caso Gürtel con Granados en este almuerzo del que el diario Público dio cuenta hoy, el vicepresidente del Ejecutivo autonómico se remitió a las declaraciones de los dos comensales, aunque aseguró que la conversación entre ambos trató de la constitución de la oficina judicial en la región.

"Se trata de un almuerzo público, en un restaurante público, sin ninguna otra pretensión, ni de ocultamiento ni de nada", aseguró el portavoz del Gobierno regional, quien insistió en que no iba a valorar ninguna otra cosa y que se limitaba a las declaraciones de ambos implicados.

No obstante, al reiterar que se trató de un almuerzo público, fue preguntado que por qué no aparecía, por tanto, en las agendas, y González fue muy contundente: "No sé si saldrá en las agendas o no pero si uno no quiere tener una comida pública no se va a un restaurante público, a un comedor público donde le puede ver todo el mundo", indicó en relación al restaurante Solchaga, donde tuvo lugar el encuentro.

A su juicio, este aspecto parece una "obviedad" ya que el propio "carácter del sitio donde se celebra la comida y las condiciones dan bastantes pistas de que es una comida a los ojos de todo el mundo". "Se han limitado a tener un almuerzo público en un sitio público para hablar de las cuestiones que son propias que les unen a uno y a otro. En este caso, de las dotaciones y de la constitución de la Oficina Judicial", añadió.

Cuestionado por si es comparable este encuentro con la cacería que mantuvieron el ya ex ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, con el magistrado Baltasar Garzón, en medio de la 'Operación Gürtel', González señaló que por mucho que algunos "insistan", esta situación "no tiene nada que ver" porque, explicó, en este caso es una reunión para hablar de competencias, "algo razonable".

"Si el responsable del TSJM tiene que preocuparse de que a la Administración de Justicia de la Comunidad la administración competente le dote de los mejores recursos para poder hacer sus funciones, lo lógico es que entre en contacto con el responsable de la consejería de Justicia, que es quien tiene que dotarle de esos recursos", subrayó.

Así, aseguró que esto es lo que "al parecer" se produjo, "por lo que es algo absolutamente lógico y normal en las relaciones entre el poder judicial y el poder ejecutivo en la Comunidad", sentenció, al tiempo que evitó pronunciarse sobre si se habló de otras cosas que no estuvieran relacionadas con la Oficina Judicial, como la trama de corrupción de Francisco Correa.

En este caso, González señaló que tendrán que ser los que participaron en la comida quienes tengan que aclarar el contenido de la misma porque él no estuvo presente. "Me remito a los comentarios que han hecho ellos... no le puedo decir nada más porque no estaba en la comida", concluyó.