Las eléctricas se verán "desbordadas" por los cambios de contrato de la nueva tarifa, según A.D.Little

La consultora dice que habrá confusión por recibos "atípicos" en verano y que el precio de la TUR podría superar al del mercado

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

Las compañías eléctricas no tendrán tiempo de gestionar antes de julio los millones de cambios de contratación provocados por la nueva Tarifa de Último Recurso (TUR) y podrían sufrir un "desbordamiento" similar al que ya padecieron con la facturación mensual, aseguró a Europa Press el director de Energía de la consultora Arthur D.Little, Jesús Ruiz Iban.

En línea con las cifras de los consumidores, Ruiz Iban calculó que la implantación de la TUR sacará al mercado libre a cerca de tres millones de clientes, y advirtió de que "no hay tiempo físico" para que las compañías asuman este volumen.

"Sacar la regulación tres meses antes del cambio resulta disparatado y da muy poco tiempo a las empresas para adaptarse", afirmó, antes de prever que en julio se repetirá un problema con los recibos de la luz parecido al de la nueva facturación mensual.

Según dijo, en verano los clientes podrían recibir facturas en las que una parte del importe se impute a la anterior distribuidora y la otra parte a la nueva comercializadora, lo que podría generar de nuevo confusión.

"Los clientes recibirán durante julio y agosto facturas atípicas, ya que deben incluir una parte calculada con las tarifas reguladas hasta el 1 de julio y otra con la de último recurso para el resto del periodo mensual", adelantó.

CLIENTES DESINFORMADOS.

Junto a esto, advirtió de que habrá un número importante de clientes de baja tensión con potencias superiores a 10 kilovatios (kW) que quedarán fuera de la nueva tarifa sin saberlo. A estos clientes se le aplicarán "subidas punitivas" hasta que reaccionen y sean capaces de suscribir una oferta adecuada en el mercado libre, señaló.

"La gran mayoría de los clientes no será consciente de esta necesidad a pesar de las cartas informativas que la regulación establece", y a partir de julio "serán facturados a una tarifa punitiva" que les incentive a "pasar a mercado libre" y que "probablemente escalará progresivamente", advirtió.

ALTO PRECIO DE LA TUR.

Por otro lado, Ruiz Iban pronosticó que el precio de la nueva TUR "posiblemente sea suficientemente alto para permitir que existan ofertas en el mercado libre con mejores precios".

El Gobierno, que el viernes aprobó el decreto que regulará la nueva tarifa, calcula que 24,9 millones de clientes podrán acogerse a la TUR y que los clientes liberalizados con la medida, esto es, los de baja tensión con más de 10 kW, asciende a 1,25 millones.