Los fabricantes de bienes de equipo urgen al Gobierno a solucionar la colocación del déficit tarifario

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La Asociación Nacional de Fabricantes de Bienes de Equipo (Sercobe) ha reclamado al Gobierno "una rápida solución" en la titulización del déficit de tarifa que permita a las eléctricas liberar fondos y, con ello, proseguir sus inversiones y evitar la situación "gravemente delicada" que viven los fabricantes de equipos.

En una carta remitida por el presidente de esta patronal, Rafael Barón, al ministro de Industria, Miguel Sebastián, a la que ha tenido acceso Europa Press, Sercobe considera que la medida debe aplicarse "inmediatamente, antes de que las consecuencias para la industria sean irreversible".

La carta remitida a Sebastián viene acompañada de otra similar enviada a la Oficina Económica del Presidente del Gobierno. En ella, se alerta del "problema de retrasos en la contratación y paralización de proyectos en el sector eléctrico".

Las compañías eléctricas han pedido al Gobierno que ofrezca garantías de Estado en las subastas de colocación entre entidades bancarias de la deuda generada por el déficit tarifario --diferencia entre ingresos y costes de la generación de energía--, del que quedan cerca de 9.000 millones de euros pendientes de titulizar.

Fuentes del sector indicaron a Europa Press que las agencias de 'rating' están amenazando a las compañías con una rebaja de su calificación crediticia, lo que complicaría aún más su capacidad de inversión. Varias compañías ya han anunciado recortes en sus planes de inversión.

La "casi paralización", indican los fabricantes de bienes de equipo, afecta "sobre todo al campo de la distribución, lo que está llevando al sector fabricante a una grave situación".

Las compañías eléctricas "no pueden seguir el ritmo de la inversión previsto en tanto no tengan una solución a la titulización de la deuda creada por el déficit tarifario", afirma antes de recordar que estas inversiones son "necesarias" para mantener la calidad del servicio.

Además, destaca los esfuerzos de los fabricantes de bienes de equipo por adaptarse a los adelantos en I+D, y el riesgo que la actual situación supone para este esfuerzo.