Los merenderos particulares a los que se abra expediente por ruido deberán ser insonorizados

LOGROÑO, 08 (EUROPA PRESS)

los merenderos particulares a los que se abra expediente por ruido deberán ser insonorizados, después de haber sido incluidos en la nueva Ordenanza de Ruidos de Logroño, dictaminada hoy en Junta Local de Gobierno y que se aprobará en el pleno de mayo, junto a la de terrazas.

La concejala de Medio Ambiente, Concepción Arribas, presentó hoy en rueda de prensa la nueva ordenanza, nacida, destacó, del "consenso" y con el objetivo de "facilitar la convivencia en la ciudad", respetando tanto a los vecinos como a quienes tienen un establecimiento.

Añadió que es una ordenanza "garantista" porque incluye un sistema de medición con mayor "rigor". Así, por ejemplo, explicó que si antes sólo los edificios colindantes al lugar donde se produce el ruido podían presentar denuncia, ahora el espacio de extiende a "cualquier lugar que pueda verse afectado por el ruido".

Destacó que se incluyen los merenderos y sociedades gastronómicas, ya que hay que conciliar, consideró, el derecho a desarrollar celebraciones amistosas y familiares con el derecho a descanso "del vecino del primero".

Los merenderos se incluyen en el tipo de actividad 3, que engloba a bares, cafeterías y restaurantes sin equipo de reproducción sonora o audiovisual, o con niveles sonoros inferiores a ochenta decibelios.

Arribas resaltó, también, que los locales que sean denunciados recibirán un primer aviso y, si tras este no proceden a la insonorización y se recibe una segunda denuncia, tendrán, entonces, que pagar la multa.

Explicó que se hace así porque la norma no pretende "cerrar" establecimientos, sino facilitar la convivencia. En cuanto a las sanciones, serán de entre 150 y seiscientos euros en el caso de las leves; entre 6001 y 12.000 las graves; y entre 12.001 y 300.000 las muy graves.