REE y Enagás dicen que sería un error bajar la inversión por la caída de la demanda

  • Madrid, 25 mar (EFE).- Los presidentes de Red Eléctrica, Luis Atienza, y de Enagás, Antonio Llardén, advirtieron hoy de que sería un error frenar las inversiones en infraestructuras energéticas debido a la caída de la demanda provocada por la crisis y recordaron que el sector puede ayudar a reactivar la economía.

REE y Enagás dicen que sería un error bajar la inversión por la caída de la demanda

REE y Enagás dicen que sería un error bajar la inversión por la caída de la demanda

Madrid, 25 mar (EFE).- Los presidentes de Red Eléctrica, Luis Atienza, y de Enagás, Antonio Llardén, advirtieron hoy de que sería un error frenar las inversiones en infraestructuras energéticas debido a la caída de la demanda provocada por la crisis y recordaron que el sector puede ayudar a reactivar la economía.

En lo que va de año, el consumo de electricidad ha caído el 8,5 por ciento -corregidos los efectos del calendario y de las temperaturas-, mientras que la demanda de gas de la industria ha bajado el 9 por ciento, según datos aportados por ambos directivos durante su intervención en unas jornadas organizadas por el IESE.

El presidente de Enagás consideró que sería un "tremendo error", por parte de los gobiernos y de los operadores, que se dejara de invertir en infraestructuras básicas porque, dijo, éstas no están vinculadas a la evolución puntual de la demanda, sino a aspectos como las puntas de consumo o la seguridad del suministro.

Llardén subrayó que si ahora se deja de invertir, cuando la economía se recupere se podría constatar que existe un retraso que resta competitividad, a lo que añadió que en enero, en plena crisis, se registró el segundo récord histórico de punta de demanda.

Apuntó que la inversión que necesita el sistema no tiene por qué hacerse con dinero público y afirmó que el sector puede ayudar a la generación de empleo y a la recuperación de la economía mediante la ejecución de sus proyectos.

Subrayó que Red Eléctrica y Enagás son empresas privadas y dijo que es factible mantener sus inversiones sin necesidad de recibir fondos públicos, a diferencia de lo que, destacó, está ocurriendo en otros sectores como el bancario.

No obstante, apuntó la necesidad de contar con un marco regulatorio estable, así como de cuidar el rigor y seriedad de las empresas para que los inversores privados confíen en ellos.

Añadió que en 2009, Enagás invertirá 900 millones de euros, principalmente en mejorar la capacidad de almacenamiento de gas de España, así como mejorar las entradas al sistema y las conexiones internacionales y eliminar cuellos de botella.

Por su parte, Atienza, cuya empresa invertirá 800 millones este año, afirmó que la política energética de un país no puede ser coyuntural y recordó que los proyectos energéticos cuentan un largo periodo de maduración y ejecución.

"Ahora tenemos que tomar decisiones vinculadas a las necesidades de la próxima década", dijo el presidente de Red Eléctrica, que consideró que el sector puede contribuir a la lucha contra la crisis con inversiones que sostengan la economía y aumenten su potencial productivo a medio y largo plazo.

Atienza, que reiteró la petición de que se agilice la concesión de licencias, destacó que la electricidad será la energía sobre la que pivotará España en las próximas décadas por su "adaptabilidad" a la sociedad, su flexibilidad, su accesibilidad, su papel como vector de las energías renovables y por las posibilidades que se abren con el coche eléctrico.

En este sentido, destacó que es necesario recuperar "cierto retraso" en la red de transporte de España y destacó la importancia de dotar al sistema de "robustez y flexibilidad para gestionar los flujos "extremadamente variables" de las renovables.

"Es muy urgente que lo hagamos para no vernos constreñidos" en el desarrollo de las energías renovables como ocurre en Europa, dijo Atienza, que subrayó que "si nos retrasamos", dentro de cinco o diez años "puede que no podamos hacer las infraestructuras que ahora si podemos hacer, aunque con dificultad".