Un inspector de los Mossos era dueño de un prostíbulo en Sant Antoni de Calonge (Girona)

GIRONA, 9 (EUROPA PRESS)

Un inspector de los Mossos d'Esquadra es el propietario del prostíbulo que la Policía Nacional desmanteló hace pocos días en Sant Antoni de Calonge (Girona), por lo que fue detenido junto a los dos hombres que regentaban el local por proxenetismo, según confirmaron a Europa Press fuentes policiales.

El inspector F.J., que está de baja y había sido jefe de la comisaría de Pineda de Mar (Barcelona), presuntamente tenía conocimiento de la actividad que tenía lugar en la casa, llamada 'Casa de Nicol', además de cobrar un alquiler de 2.000 euros, según publicó hoy 'El País'.

La Policía Nacional detuvo el 30 de marzo a los dos principales responsables, que ingresaron en prisión por orden del Juzgado de Instrucción número 2 de Sant Feliu de Guíxols por un delito de proxenetismo, ya que retenían a mujeres extranjeras y las obligaban a prostituirse.

También fue detenido formalmente el mosso, que quedó imputado por el mismo delito pero no declaró ante el juez.

En el momento del registro se comprobó que dos mujeres --de nacionalidad rusa y ucraniana-- debían compartir de forma desproporcionada sus ganancias con los responsables de local.