Unos 100.000 usuarios ya han recogido su bombilla de bajo consumo gratuita

  • Madrid, 10 mar (EFE).- El ministro de Industria, Miguel Sebastián, informó hoy de que unos 100.000 usuarios de Aragón, el 20 por ciento del total, han pasado ya por las oficinas de Correos para recoger la bombilla de bajo consumo que gratuitamente reparte el Gobierno.

Madrid, 10 mar (EFE).- El ministro de Industria, Miguel Sebastián, informó hoy de que unos 100.000 usuarios de Aragón, el 20 por ciento del total, han pasado ya por las oficinas de Correos para recoger la bombilla de bajo consumo que gratuitamente reparte el Gobierno.

El pasado 10 de febrero, comenzó en Aragón el reparto de los casi 22 millones de bombillas de bajo consumo, una iniciativa que forma parte del Plan de Activación del Ahorro y la Eficiencia Energética 2008-2011 aprobado por el Gobierno en agosto de 2008 y que conllevará el reparto de 49 millones de unidades en dos años.

Los usuarios reciben con la factura de la luz un vale que pueden canjear por una bombilla en las oficinas de Correos.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Industria, Turismo y Comercio, Sebastián expresó su satisfacción porque el éxito de la iniciativa pone de manifiesto que la ciudadanía está cada vez más concienciada de la importancia del ahorro energético y del efecto que tiene para el país las pequeñas acciones individuales.

Recordó que las lámparas que se repartirán permitirán reducir en un 0,7 por ciento el consumo eléctrico de España y un ahorro acumulado de 1.280 millones de euros durante los ocho años de vida útil que tienen estas bombillas.

Tras Aragón, donde se han repartido 500.000 vales, el programa continuará en La Rioja, este mes, y Navarra, en abril, añadió el ministro, que agradeció las "bromas y burlas" que ha generado esta iniciativa porque sirven para darle publicidad.

"Lo que más nos preocupa es que la gente no se entere y que rompa, pierda o desperdicie el vale", aseveró Sebastián.

La Unión Europea aprobó recientemente el calendario para la supresión progresiva de las bombillas incandescentes, que dejarán de comercializarse el 1 de septiembre de 2012, plazo que en España se adelantará a 2011.

La medida tiene como principal objetivo reducir el consumo eléctrico por parte de los hogares y las empresas, dentro del Plan Europeo de Lucha contra el Cambio Climático, que incluye la reducción del 20 por ciento del consumo energético en el horizonte del año 2020.