La española Ence desmiente que haya cancelado su proyecto de una papelera en Uruguay

  • Montevideo, 17 feb (EFE).- El grupo español Ence desmintió hoy que haya cancelado su proyecto de construir una planta de celulosa en Uruguay, aunque reconoció que habrá un retraso de las obras y que precisará de socios para completar los trabajos.

La española Ence desmiente que haya cancelado su proyecto de una papelera en Uruguay

La española Ence desmiente que haya cancelado su proyecto de una papelera en Uruguay

Montevideo, 17 feb (EFE).- El grupo español Ence desmintió hoy que haya cancelado su proyecto de construir una planta de celulosa en Uruguay, aunque reconoció que habrá un retraso de las obras y que precisará de socios para completar los trabajos.

"La construcción de una papelera (en Uruguay) no se ha suspendido, simplemente se están ralentizando las obras", dijo hoy a Efe un portavoz de la empresa, que subrayó que esos trabajos se retrasarán "no menos de dos meses".

La fuente confirmó que Ence negocia con otras empresas internacionales para que alguna se sume a la construcción de la papelera, aunque no quiso dar detalles sobre la identidad de los posibles socios.

Explicó que la razón de este retraso y de la búsqueda de socios para acometer la construcción de la planta de pasta de papel radica en la "difícil situación económica internacional".

El portavoz respondió así a la información difundida ayer por medios de prensa internacionales que atribuyeron a la sede de Ence en España la noticia de la suspensión de sus trabajos en la localidad uruguaya de Conchillas, suroeste del país.

En otras declaraciones publicadas hoy por el diario Últimas Noticias, el intendente de Colonia (Departamento en el que está prevista la construcción), Walter Zimmer, dijo que el sábado recibió al nuevo consejero delegado de Ence, Antonio Palacios, y al representante institucional del grupo y ex embajador español en Uruguay, Fernando Valderrama.

Según Zimmer, las autoridades de Ence explicaron que la empresa española está en búsqueda de un socio internacional para compartir las altas inversiones que se necesitan para poner en marcha la papelera y que "están analizando las propuestas" ya recibidas.

Ence ya ha invertido cerca de 250 millones de euros (315 millones de dólares) y necesita otros 125 millones de euros (157,5 millones de dólares) con premura para sacar adelante los trabajos de adecuación del terreno donde se alzará la planta.

El socio de Ence debería contribuir también en los cerca de mil millones de euros adicionales para poner en marcha la fábrica y que han endeudado considerablemente al grupo español.

Entre los posibles socios de Ence en su papelera uruguaya aparecen la lusa Portucel y la sueco-finlandesa Stora Enso.

Portucel ya tiene en mente la realización un proyecto independiente para la construcción de otra papelera en Uruguay.

El pasado mes de noviembre, Portucel, una de las mayores productoras de papel y pulpa de celulosa del mundo, ratificó que hará una inversión de 3.500 millones de dólares en Uruguay para la construcción de una planta de producción.

Stora Enso ya es dueña en Uruguay de 14.000 hectáreas forestadas y recientemente compró otras 70.000 para disponer de madera, aunque necesita llegar a las 120.000 hectáreas para empezar a producir celulosa.

Actualmente funciona en Uruguay un planta de celulosa de la empresa finlandesa Botnia, ubicada en Fray Bentos, capital del Departamento de Río Negro, en el oeste de Uruguay.

Esta papelera ha enfrentado a Uruguay con Argentina, en una controversia que se dirime en la Corte Internacional de Justicia de la Haya.