Vázquez condiciona la participación en la Expo 2010 a crear un restaurante de carne uruguaya

  • Shanghai (China), 25 mar (EFE).- El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, que continuó hoy su visita de Estado a China en Shanghai (este), condicionó la firma del contrato de participación de su país en la Exposición Universal que se celebrará en 2010 a la creación de un restaurante de carne uruguaya en el recinto.

Vázquez condiciona la participación en la Expo 2010 a crear un restaurante de carne uruguaya

Vázquez condiciona la participación en la Expo 2010 a crear un restaurante de carne uruguaya

Shanghai (China), 25 mar (EFE).- El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, que continuó hoy su visita de Estado a China en Shanghai (este), condicionó la firma del contrato de participación de su país en la Exposición Universal que se celebrará en 2010 a la creación de un restaurante de carne uruguaya en el recinto.

Vázquez concluyó sus reuniones con el director de la Oficina de Coordinación de la Expo, Hong Hao, y con el vicealcalde de Shanghai, Tang Dengjie, sin que se haya firmado nada, al término de sus actividades oficiales previstas para hoy, confirmaron a Efe fuentes oficiales uruguayas y de la propia Expo.

Con todo, el presidente uruguayo señaló que su país "no puede faltar" a la Expo, y no se descarta que el acuerdo se firme en las próximas horas, antes de que el presidente abandone mañana el país, aunque todavía queda sobre la mesa el deseo de Uruguay de que su carne se vea representada en la cita internacional.

Si se aceptaba su propuesta, Vázquez afirmó que estaba dispuesto a firmar hoy mismo el contrato de participación de Uruguay en el evento mundial, donde estarán representados al menos 187 países y 47 organizaciones internacionales, y que espera recibir 70 millones de visitantes, cinco de ellos extranjeros.

"Hasta mi llegada a la República Popular China estaba en discusión si se firmaba o no el contrato para participar, porque Uruguay había planteado la posibilidad de introducir un aspecto no contemplado en el contrato que han firmado ya otros países", reconoció el propio Vázquez durante su encuentro con Hong.

La propuesta uruguaya consistía en añadir a su participación nacional (un espacio de 324 metros cuadrados, dentro del Pabellón Latinoamericano conjunto que se creará para varios países de la región) un restaurante de parrilla uruguaya, al igual que hizo ya en la reciente Expo de Zaragoza (España) en 2008.

"Nuestra intención era hacer algo igual, pero comprendemos que esto presenta algunas dificultades", admitió Vázquez, por lo que propuso firmar hoy un acuerdo de participación estándar con la condición de añadir, en el futuro, una actualización que contemple la creación del restaurante de manera conjunta con la parte china.

"Nos asociamos la Expo de Shanghai y Uruguay e instalamos juntos el restaurante de carnes uruguayas de primera calidad, deducimos los gastos, repartimos las ganancias, y lo podemos firmar como un 'addendo' al contrato que estamos dispuestos a firmar en el día de hoy", resumió su propuesta el presidente uruguayo.

"Damos la bienvenida a la presencia de la carne uruguaya en la Expo", replicó Hong, pero apuntó que el problema es que el restaurante no tiene cabida en el reducido espacio uruguayo en el Pabellón Latinoamericano, por lo que "nuestra idea es que pueda ubicarse, a lo mejor, en un área pública".

La Expo contará con 1.000 metros cuadrados de zonas comerciales, el 70 por ciento de las cuales serán áreas de restauración, donde la propuesta uruguaya podía llegar a tomar forma, sugirió Hao, aunque dijo que no podía discutir los detalles con Vázquez, sino "con su equipo técnico", y la reunión terminó sin firma.

Con todo, el presidente uruguayo dejó claro durante la reunión que "Uruguay no puede estar ausente en esta Expo", y que "sería para nuestro país extremadamente negativo no participar en un evento internacional de estas dimensiones".

Vázquez, que llegó anoche a Shanghai procedente de Pekín, donde se entrevistó anteayer con su homólogo chino, Hu Jintao, y ayer con su primer ministro, Wen Jiabao.

Esta mañana visitó el distrito financiero shanghainés de Lujiazui y observó la ciudad desde la Torre Perla de Oriente, un mirador de 468 metros de altura.

La comitiva oficial se desplazó después al encuentro con Hong, y a continuación al centro de la ciudad, donde Vázquez, en compañía de los ministros uruguayos de Relaciones Exteriores, Gonzalo Fernández, de Economía y Finanzas, Álvaro García, y de Industria, Energía y Minería, Daniel Martínez, conversó con el vicealcalde shanghainés.

Tras almorzar con Tang y otras autoridades municipales, Vázquez se reunió en su hotel con directivos de tres grandes firmas chinas: el grupo Yutong, fabricante de autobuses de la provincia de Henan (centro); el gigante cantonés (sur) de telecomunicaciones ZTE, y el grupo textil shanghainés Heng Yuan Xiang.

El presidente uruguayo concluirá mañana en la ciudad su visita oficial a China con la inauguración de una escultura de bronce del artista uruguayo Diego Santurio en el Parque Público Da Ning Ling Shi (o de las "Piedras de la Gran Tranquilidad del Alma").