El Gobierno y los farmacéuticos acuerdan impulsar y mejorar la atención en las farmacias

LOGROÑO, 28 (EUROPA PRESS)

El consejero de Salud del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Nieto, y el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de La Rioja, José Javier Vázquez, firmaron un concierto por el que se fijan las condiciones para la ejecución de la prestación farmacéutica a través de las oficinas de farmacia de La Rioja.

El objetivo de dicho acuerdo es "impulsar y mejorar la atención farmacéutica que los farmacéuticos deben proporcionar a los pacientes cuando acuden a las oficinas de farmacia", afirmó Nieto. En su elaboración, se han tenido en cuenta las "cada vez más exigentes garantías de calidad, seguridad y eficacia que debe reunir la dispensación de medicamentos y productos sanitarios, asegurando también el acceso de todos los riojanos, independientemente de su lugar de residencia".

Por su parte, Vázquez destacó que el acuerdo dota de un "marco de estabilidad mayor a las farmacias riojanas", así como que "contribuirá a la sostenibilidad del sistema sanitarios, con medidas de descuento y con la inclusión de la prescripción del principio activo".

El consejero explicó que el concierto establece las condiciones en las que los farmacéuticos de las 159 oficinas de farmacia de La Rioja (de ellas, 54 están ubicadas en Logroño) colaboran con la Consejería de Salud en todo lo relacionado con la prestación farmacéutica. Además, el texto recoge otras actuaciones sanitarias específicas que deberán desarrollar los farmacéuticos, destinadas a mejorar el estado de salud de los pacientes de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

En este sentido, el concierto de prestación farmacéutica fomenta la colaboración con el resto de profesionales sanitarios y la responsabilidad profesional del farmacéutico en el uso correcto de los medicamentos, mediante la información y la formación en medicamentos.

Es decir, la dispensación es un acto profesional que, además de la entrega del medicamento, pretende proteger al paciente frente a la aparición de problemas relacionados con los medicamentos. También, destaca el importante papel del farmacéutico en la promoción de la salud y prevención de las enfermedades.

La asistencia sanitaria comprende tanto la atención médica como la farmacéutica. En la atención o prestación farmacéutica, el médico realiza la prescripción y el farmacéutico la dispensación. Las oficinas de farmacia realizan la dispensación de medicamentos, productos sanitarios, fórmulas magistrales y preparados oficinales, vacunas antialérgicas y bacterianas y productos dietéticos prescritos en recetas por facultativos del Sistema Público de Salud, previa identificación del paciente mediante la presentación de la tarjeta sanitaria que da derecho a esta asistencia.

DISPENSACIÓN DE PRINCIPIO ACTIVO

Una de las novedades que introduce el concierto es la participación de las farmacias riojanas en la dispensación de los medicamentos prescritos por principio activo y en la promoción de la dispensación de medicamentos genéricos (que tienen un menor coste sin perder eficacia alguna), dos aspectos que contribuirán a la sostenibilidad económica del Sistema Público de Salud de La Rioja.

Por otro lado, el concierto recoge el compromiso de la Consejería de Salud y del Colegio Oficial de Farmacéuticos de desarrollar e implantar un proyecto de receta electrónica para La Rioja, lo que supondrá incrementar la comodidad de los pacientes en la recogida de sus medicamentos y agilizar los tiempos de consulta médica.

En esta misma línea de incorporación de las nuevas tecnologías, el concierto indica que el Colegio Oficial de Farmacéuticos deberá entregar al Ejecutivo riojano la imagen digitalizada de cada una de las recetas, para mejorar las tareas de inspección y control sanitario, a la vez que permitirá abordar situaciones excepcionales como el robo o deterioro de recetas ya dispensadas.

Respecto a la facturación, el presente concierto contiene las condiciones que rigen el pago de las recetas dispensadas, actualiza los requisitos de validez de las recetas y regula las actuaciones que los farmacéuticos deben seguir ante una importante y variada cantidad de situaciones que se presentan a diario cuando los pacientes acuden a recoger sus medicamentos en las farmacias.

Finalmente, el concierto hace referencia también a las fórmulas magistrales, que son medicamentos que los farmacéuticos elaboran en sus oficinas de farmacia para una situación específica y para un paciente concreto. En este aspecto, el concierto ha revisado e incluido nuevos principios activos y excipientes formulables (sobre todo algunos que se usan en pediatría) y ha actualizado los precios, con el objetivo de garantizar la prescripción oportuna.