La formación Radeko actúa mañana en Burgos en el marco de una campaña de Intermón Oxfam sobre el cambio climático

BURGOS, 26 (EUROPA PRESS) La sala Coliseum de Burgos se unirá mañana a la iniciativa 'Música en Vivo' que organiza Intermón Oxfam con el objeto de concienciar a los más jóvenes a través de la música de las consecuencias que ya está teniendo el cambio climático en todo el mundo y en concreto, en los países más desfavorecidos. La formación que protagonizará la iniciativa es Radeko, que actuará a las 22:00 horas en dicha sala, según informaron a Europa Press fuentes de la ONG antes de señalar que, con motivo de la campaña '¿Quién se está cargando el clima?' Intermón Oxfam, con la colaboración de la Asociación Cultural Coordinadora Estatal de Salas de música en directo (ACCES), organiza este macrofestival para trasmitir un único mensaje bajo el lema 'Ante el cambio climático, haz corto y cambio'. Se trata de un concierto simultáneo que tendrá lugar en más de 60 salas en unas 35 ciudades españolas y que pretende difundir la necesidad de actuar y no permanecer pasivos ante los efectos que está teniendo el cambio climático en los países más pobres así como de transmitir que es preciso reaccionar contra la carga injusta que éstos se ven obligados a soportar. Por ello, alrededor de 200 voluntarios de Intermón Oxfam participarán en la recogida de firmas que se llevará a cabo en todas y cada una de las salas para exigir al Gobierno español y a los del resto de países desarrollados un "mayor grado de compromiso" en la lucha contra el cambio climático, de cara a la próxima Cumbre que se celebrará en Copenhague en diciembre de 2009. "Además de ser el vehículo básico en la difusión de este mensaje solidario, algunas de las salas destinarán parte de su recaudación a los proyectos de agua y saneamiento que está desarrollando Intermón Oxfam en Etiopía, que pretenden beneficiar a cerca de 320.000 personas en la región Somalí", destacaron las mismas fuentes. LA CAMPAÑA El lema de la campaña es 'Quién se está cargando el clima' y la imagen que le acompaña son "rotundos": una mujer africana trabajando la tierra con el peso de una lavadora amarrada a su espalda, símbolo con el que Intermón Oxfam denuncia que son los países pobres los que están soportando injustamente las consecuencias del Cambio Climático "llevando una supervivencia al límite provocada por los países desarrollados". Intermón Oxfam propone "hacer corto y cambio" para parar esta "injusticia", es decir, cortar con muchos hábitos que generan cambio climático y pobreza y cambiar las políticas de España para que las personas pobres dejen de sufrir las consecuencias del cambio climático. Intermón Oxfam trabaja para paliar las consecuencias de la sequía en las regiones de Afar, Oromia, Somalí y Tigray y junto a la red de Oxfam Internacional, se presta apoyo a medio millón de personas ya que la prioridad es ayudar a cubrir las necesidades inmediatas de agua y alimento de las familias, y también proporcionar soluciones sostenibles a largo plazo. Se pretende garantizar el acceso a agua limpia, proporcionar formación para la higiene, rehabilitar pozos, construir letrinas, controlar la calidad del agua y ofrecer fuentes para el ganado. También se apoya a 18.000 familias dándoles semillas y formación para que planten y cultiven una cosecha suficiente para evitar el hambre y, ya que una de las principales fuentes de ingreso y alimento es el ganado, se tratan sus enfermedades y se vacuna a los animales, se instalan comederos y se apoya su alimentación.