Una cadena farmacéutica chilena admite colusión en los precios con otras dos empresas

  • Santiago de Chile, 24 mar (EFE).- La cadena Farmacias Ahumada, la más grande de Chile, reconoció hoy que hubo colusión para pactar los precios de 222 medicamentos tanto con laboratorios como con las otras dos grandes empresas del sector en el país, Cruz Verde y Salcobrand, que juntas controlan el 93% del mercado.

Una cadena farmacéutica chilena admite colusión en los precios con otras dos empresas

Una cadena farmacéutica chilena admite colusión en los precios con otras dos empresas

Santiago de Chile, 24 mar (EFE).- La cadena Farmacias Ahumada, la más grande de Chile, reconoció hoy que hubo colusión para pactar los precios de 222 medicamentos tanto con laboratorios como con las otras dos grandes empresas del sector en el país, Cruz Verde y Salcobrand, que juntas controlan el 93% del mercado.

En tanto, la cadena chilena Cruz Verde, que en julio de 2008 contaba con 511 locales en todo el país, rechazó esas acusaciones en una respuesta al Tribunal de la Libre Competencia (TLC) a un requerimiento hecho por la Fiscalía Nacional Económica (FNE).

La FNE presentó el 10 de diciembre de 2008 un requerimiento contra las tres cadenas por el alza concertada de precios en más de 200 medicamentos, entre ellos anticonceptivos y remedios para enfermedades crónicas como la diabetes y la epilepsia.

Farmacias Ahumada (FASA), que cuenta también con establecimientos en Perú y México, admitió estas prácticas al llegar a un acuerdo extrajudicial con la FNE por el que se compromete a destinar cerca de un millón de dólares a beneficio social.

La empresa, controlada por la familia Codner, declaró en un comunicado que algunos de sus representantes "mantuvieron contactos personales con ejecutivos de algunos laboratorios con el objeto de reducir los costos de compra a fin de hacer frente a esa situación".

Según la empresa, los representantes de laboratorios propusieron a miembros de FASA "alzar coordinadamente los precios de las tres compañías (FASA, Salcobrand y Cruz Verde) para un grupo determinado de medicamentos como solución a esa situación de mercado".

Recalca que esta actuación coordinada, que se aplicó entre noviembre de 2007 hasta marzo de 2008, nunca fue informada a los directivos ni a la vicepresidencia de la firma, y que solo fue responsabilidad de los ejecutivos de FASA que participaron en ella.

Farmacias Ahumada se comprometió a pagar 1.350 Unidades Tributarias Anuales (UTA), equivalentes a cerca de un millón de dólares, una vez que el acuerdo alcanzado con la FNE sea aprobado en sentencia por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC).

Además, la empresa aseguró que inició una "reformulación de procedimientos administrativos, que quedarán plasmados en un código interno, se separaron las funciones de compras y de precios, y se reforzaron procedimientos de control interno".

En tanto, Cruz Verde rechazó de nuevo las acusaciones, como ya habían hecho las tres cadenas en diciembre pasado, y aseguró desconocer "las motivaciones que tuvo Farmacias Ahumada para afirmar que hubo coordinación de precios".