Fiscalía pide al juez que investigue si hay una red de venta de órganos tras el anuncio del riñón

SEVILLA, 23 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía ha denunciado ante el juzgado Decano de Sevilla el anuncio de Internet en el que un sevillano vende uno de sus riñones por un precio de 100.000 euros para que se investigue si existe una red organizada de venta de órganos detrás de estos hechos.

Fuentes judiciales explicaron a Europa Press que en la denuncia del Ministerio Público se pide al juzgado que, en primer lugar, se identifique a los titulares de la página web 'Habitamos', en la que está incluido el anuncio de la posible venta del riñón, porque en el citado dominio la Fiscalía ha encontrado "muchos más" anuncios de otras provincias españolas e incluso extranjeras en los que se ofrecen órganos.

Así, además de enviar a la Coordinadora de Trasplantes de Andalucía la relación de anuncios encontrados, la Fiscalía de Sevilla considera oportuno que el juzgado debe analizar toda la información para averiguar si existiera una red organizada detrás de los anuncios de compra-venta de órganos.

El caso concreto que ha provocado la investigación es un anuncio de un hombre de 40 años, de 65 kilos y 1,62 de altura, que anuncia la venta de un riñón a través de Internet por un precio de 100.000 euros. Ante esto, el Ministerio Fiscal decidió abrir diligencias para esclarecer las circunstancias concretas del anuncio.

Una vez que la noticia saltó a la luz pública el pasado domingo a través de Europa Press, el Ministerio de Sanidad y Política Social advirtió de que cualquier anuncio publicado en Internet en el que se trate de vender o comprar órganos es ilegal y, por tanto, a través de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) se denunciará de forma inmediata a la Unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil.

PUBLICIDAD PROHIBIDA

De este modo, y ante la publicación de un anuncio en Internet con la venta de un riñón para un posible trasplante, Sanidad asegura que la legislación española que regula la donación de órganos prohíbe hacer cualquier publicidad sobre la necesidad de un órgano, tejido o sobre su disponibilidad, ofreciendo o buscando algún tipo de gratificación o remuneración.

El sistema español de trasplantes, indicó Sanidad, está basado en los principios de solidaridad, transparencia, equidad, anonimato y acceso universal, por lo que la venta de órganos es una práctica que atenta contra la dignidad de la persona y, además, está condenada por la Organización Mundial de la Salud, el Consejo de Europa, la Red Iberoamericana de Trasplantes y la Sociedad Internacional de Trasplantes, entre otras organizaciones.

Fuentes fiscales explicaron a Europa Press que la venta de órganos está prohibida, aunque actualmente estos hechos concretos del anuncio no están tipificados como delito en el Código Penal.