J.- El PP tacha de "canalla" el vídeo del PSOE, asegura que no se siente aludido y critica su contenido por "irreal"

Los 'populares' dicen estar tranquilos porque el PSOE "ha asumido" su derrota y por eso hacen una "campaña sucia" para "meter miedo"

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El PP salió en tromba esta mañana a atacar el polémico vídeo presentado ayer por el PSOE para la campaña electoral europea en el que en el que se reproducen mensajes homófobos, xenófobos y fundamentalistas. Los 'populares' tachan el 'spot' de "canalla", aseguran no sentirse aludidos y denostan su contenido por dar la imagen de una Europa "irreal".

Así, la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, dejó claro que el PP no se siente aludido "en absoluto" por el anuncio, un montaje que, a su juicio, "a quien describe mejor" a los propios socialistas.

"IMAGINACIÓN PERVERSA"

Desde su punto de vista, el anuncio del PSOE evidencia que el partido de José Luis Rodríguez Zapatero "no tiene ideas, no sabe cómo salir de la crisis, no sabe cómo gobernar ni nada que ofrecer" a los ciudadanos y, por eso, "se dedica a meter miedo". "Cualquier ciudadano que lo vea ya sabe lo que ofrece el PSOE un mundo irreal y cero medidas para sacar a España de la crisis", remachó.

Para la dirigente 'popular', constituye "un auténtico despropósito" que en un momento de crisis los socialistas ofrezcan a los ciudadanos unos mensajes con los que "no se identifica nadie" y que retratan "un mundo irreal" y "muy agresivo", que "nadie conoce como tal" y que sólo existe "en la imaginación perversa de unos cuantos socialistas".

ES UN "ERROR" PARA EL PSOE

En esta misma línea, la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Mato, aseguró a Europa Press que se trata de un vídeo "anticuado" que, a su entender, evidencia que el PSOE "no tiene nada que ofrecer a los ciudadanos". Es más, dijo que se trata de un 'spot' propio de "una campaña sucia".

"Es un error del PSOE hacer este tipo de campañas electorales", proclamó Mato, para añadir a continuación que ni los miembros del Partido Popular ni los ciudadanos españoles se identifican con ese vídeo.

Por su parte, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, dijo tener la sensación de que se está intentado que "más que la gripe, sea porcina la campaña electoral", la cual, a su juicio, los socialistas no sólo pretenden "ensuciar", sino que buscan mover el voto de los españoles "por el miedo, el engaño y la mentira".

ESTEREOTIPOS FALSOS

De su lado, al secretario general de los 'populares' en el Congreso, José Luis Ayllón, el mensaje de los socialistas le tranquiliza "mucho" porque, en su opinión, evidencia que el PSOE "ha asumido" que va a perder "estrepitosamente" las elecciones del 7 de junio.

"Cada vez que el PSOE va a cosechar un fracaso político, lo que hace es un vídeo intentando explicar lo contrario de lo que es la realidad a través de estereotipos absolutamente falsos", constató Ayllón, quien quiso dejar claro el PP no va a "contraatacar", sino a hacer campaña electoral.

También la portavoz de Defensa en el Congreso, Beatriz Rodríguez-Salmones, se refirió al 'spot' de los socialistas, que tachó de "canalla e intolerable" y con cuyo contenido negó que los 'populares' se sientan identificados. La secretaria cuarta de la mesa del Congreso, Celia Villalobos, tampoco se siente aludida. "Ni soy homófoba ni lo es el PP; me imagino que se referirán a ellos mismos, ya que es su vídeo", señaló.

"QUE VIENE EL LOBO"

Por su parte, el portavoz económico del PP en el Congreso, Cristóbal Montoro, considera que, con este vídeo, los socialistas vuelven a poner de relieve su filosofía política, que, a su juicio, se resume con la frase "que viene el lobo". "Eso es todo lo que tiene que decir el PSOE a los españoles en la campaña electoral", lamentó.

El portavoz adjunto del Grupo Popular en la Cámara Baja, Alfonso Alonso, aseguró no sentirse identificado con el mensaje de los socialistas para las europeas, que, en su opinión, además de ser de "muy mal gusto", supone un intento "a la desesperada" y transmite una imagen "absolutamente distorsionada" de una Europa que "no existe".