La publicidad de Pluna con la imagen del precandidato oficialista desata polémica

  • Montevideo, 16 feb (EFE).- La aerolínea uruguaya Pluna justificó hoy el uso de la imagen del precandidato oficialista José Mujica para uno de sus anuncios publicitarios, y subrayó que se trata de "un personaje público" y que pretendía extender esa campaña al resto de políticos que concurren a las elecciones de octubre próximo.

La publicidad de Pluna con la imagen del precandidato oficialista desata polémica

La publicidad de Pluna con la imagen del precandidato oficialista desata polémica

Montevideo, 16 feb (EFE).- La aerolínea uruguaya Pluna justificó hoy el uso de la imagen del precandidato oficialista José Mujica para uno de sus anuncios publicitarios, y subrayó que se trata de "un personaje público" y que pretendía extender esa campaña al resto de políticos que concurren a las elecciones de octubre próximo.

El gerente de Marketing de Pluna, Raúl Rodríguez, reconoció en declaraciones realizadas este lunes a radio El Espectador que ahora parece difícil seguir adelante con esta campaña destinada a elevar las ventas de billetes entre Uruguay y Argentina de la firma semiestatal.

La aparición ayer en la prensa uruguaya de un aviso publicitario de Pluna con la imagen de Mujica, uno de los tres candidatos del gobernante Frente Amplio a las elecciones del 25 de octubre y quien, según las encuestas, cuenta con un mayor apoyo popular, desató una tormenta política con duras acusaciones por parte de la oposición.

La publicidad, con el rostro sonriente del ex ministro de Ganadería y antiguo dirigente guerrillero tupamaro, anunciaba tarifas especiales en los billetes de avión para los mayores de 65 años.

"Con las tarifas doradas la pegaron. Ahora puedo viajar a Buenos Aires por sólo 65 dólares, ida y vuelta", le hacían exclamar a Mujica en el aviso publicitario.

Mujica salió al paso y declaró que no había autorizado el uso de su imagen (correspondiente a una fotografía de su precampaña), aunque quitó importancia el asunto y confirmó que no iba a emprender ninguna medida contra Pluna, salvo hablar con los responsables de la aerolínea, participada en un 25 por ciento por el Estado.

Se trata de "una jugada de la publicidad para aprovechar mi popularidad", dijo el senador frenteamplista.

"Por favor, la explicación de Mujica es como la del Chavo del 8. (Lo hizo) sin querer queriendo", declaró a la prensa Pedro Bordaberry, precandidato del opositor Partido Colorado a los comicios.

Según Bordaberry, "ahora aparece Mujica en una publicidad a color, en domingo, y dice que no lo autorizó, eso no se lo cree nadie".

Añadió que tal actitud de la coalición en el poder anticipa "algo malo en el año electoral: el oficialismo está dispuesto a torcer las normas electorales".

Por su parte, Jorge Larrañaga, uno de los dos candidatos del también opositor Partido Nacional, manifestó al diario El País que "es absurdo que una empresa como Pluna, que tiene el 25 por ciento de capital estatal, publique un aviso con un precandidato a la Presidencia. Es una tomadura de pelo".

Según reiteró hoy a El Espectador el gerente comercial de Pluna, la campaña publicitaria pretendía utilizar la imagen del resto de precandidatos, tanto oficiales como opositores, a las elecciones, al entender que se trata de personajes públicos y explicó que no se había consultado a Mujica al respecto.

Señaló que la campaña comprendía la publicidad de esas tarifas para mayores de 65 años y también de vuelos nocturnos, para la cual se emplearía la imagen de los candidatos más jóvenes.

Uno de éstos, Bordaberry, ya indicó ayer que no permitirá el uso de su fotografía y manifestó su confianza en que Mujica demande a la compañía si es cierto que tampoco había autorizado el uso de su imagen.

"Está obligado a demandar a la empresa. Si no lo hace quedaría demostrado que autorizó a Pluna a usar su imagen, lo cual es condenable", dijo al respecto Pablo Mieres, presidente del Partido Independiente y también precandidato a las elecciones de octubre.

No es esta la primera vez que Mujica salta a las primeras páginas por su precampaña electoral.

Después de que se negara a encargar la campaña a empresas de publicidad, la prensa denunció una serie de actos electoralistas que Mujica pretendía realizar (tuvo que suspenderlos) hace unos días en Argentina, entre la población emigrante uruguaya, y que eran presuntamente organizados y pagados por el Gobierno argentino.