Casi dos años de cárcel para un procurador que se quedó con los honorarios de un abogado

Etiquetas

BARCELONA, 12 (EUROPA PRESS) La Audiencia de Barcelona ha condenado a un año y nueve meses de prisión a un procurador que se quedó con los 10.950 euros que los clientes de un abogado le entregaron en concepto de honorarios para su letrado, junto a otra cantidad para hacer frente a las costas procesales. Su padre, también procesado por apropiación indebida, ha sido absuelto. Los dos procuradores, Juan B.B.C. y su hijo Jordi B.I., estaban asociados y compartían despacho profesional, recursos humanos y materiales y los beneficios que obtenían. El abogado Ángel L.S. les encargó que le representaran a él y a sus clientes ante los tribunales en varios procesos judiciales. Los clientes de Ángel L.S. les entregaron varias cantidades para hacer frente al pago de sus servicios de procuraduría, las costas procesales y los honorarios del abogado. Sin embargo, éste no recibió los 10.950 euros que le correspondían por su trabajo porque se los quedó Jordi B.I., según ha declarado probado el tribunal, que considera que el otro procesado no sabía nada.