Aguirre dice que Boadella asumió dirigir los Teatros del Canal sin promesas de por medio

  • Madrid, 27 mar (EFE).- La presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha asegurado que la Comunidad de Madrid y Albert Boadella no se han "prometido nada ni pedido nada" para que el director catalán se encargara de los Teatros del Canal y que la relación entre el artista y la institución es más una "unión de hecho que un matrimonio".

Aguirre dice que Boadella asumió dirigir los Teatros del Canal sin promesas de por medio

Aguirre dice que Boadella asumió dirigir los Teatros del Canal sin promesas de por medio

Madrid, 27 mar (EFE).- La presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha asegurado que la Comunidad de Madrid y Albert Boadella no se han "prometido nada ni pedido nada" para que el director catalán se encargara de los Teatros del Canal y que la relación entre el artista y la institución es más una "unión de hecho que un matrimonio".

Aguirre ha hecho estas declaraciones en la presentación de la conferencia pronunciada hoy por Albert Boadella en un desayuno informativo del Fórum de la Nueva Economía, donde la presidenta se ha declarado partidaria de una relación "absolutamente independiente" entre políticos y artistas.

A su juicio, los políticos no deberían "someterse nunca a los artistas, a la humillación de aplaudirles como si fueran súbditos sumisos" y los artistas no deberían pretender que "el hecho de dominar un arte les da una especial legitimidad para imponer sus opiniones políticas".

Una circunstancia que, según la presidenta, no se da en Boadella, a quien considera "el mejor cómico español desde la muerte de Franco" por su "inmensa inteligencia, brillantez inusitada, profundísimo sentido del humor y exquisita sensibilidad para conocer el alma humana" y por tratarse de "un especialista en criticar a fondo a los que de verdad mandan".

Unas críticas que, según Aguirre, se ponen de manifiesto en obras de Boadella como "Adiós a Cataluña", en la que ha destacado "la agudeza y brillantez de las criticas" que hace el director catalán "al nacionalismo excluyente y asfixiante que dirige Cataluña desde 1980".

La presidenta ha comparado a Boadella con "tantos otros" artistas "que presumen de inconformistas y en el fondo llevan decenios bailando al agua de los que están en el poder" y que "suelen agredecérselo generosamente", según la presidenta.

Según Aguirre, el director catalán "siempre ha estado en la oposición a lo establecido y ha sido por ello criticado sistemáticamente por los órganos de opinión de esos poderes que él pone en solfa".

En el comienzo de la presentación -a la que han asistido más políticos que miembros del mundo artístico- la presidenta ha hecho referencia a un titular de prensa que apareció días antes de la inauguración de los Teatros del Canal, en el que Boadella afirmaba que "Moliere trabajaba para Luis XIV y yo, para Esperanza Aguirre".

Aguirre ha confesado que aquellas palabras le causaron primero susto y después, sonrisas pues "no es un hecho tranquilizador que le comparen a una con un Rey absolutista" como lo fue "el mismísimo Rey Sol", ha dicho, aunque más adelante ha añadido: "si Boadella fuera Luis XIV, a mi sí me gustará trabajar para él".

Ha admitido también que al impacto que le causó la célebre frase de Boadella le siguió el hecho de que "comprobé que aquello era una provocación suya para desconcertar a los muchos fieles que tiene la iglesia de la corrección política, a la que él se dedica a criticar".