Buenafuente fotografía a sus invitados

Buenafuente fotografía a sus invitados

Buenafuente fotografía a sus invitados

BARCELONA, 16 (EUROPA PRESS)

El presentador Andreu Buenafuente homenajea a los invitados de su espacio televisivo 'Buenafuente', que cumple estos días los 1.500 programas, con un libro en el que el fotógrafo César Núñez inmortaliza a 110 entrevistados en lo que ha definido como un "reclamo de dignidad para la televisión, un género bastante denostado".

En 'Buenafuente en el aire' (La Fábrica) se puede contemplar el resultado "flipante" del trabajo de Núñez sobre políticos (Jordi Pujol, Jordi Hereu, Alberto Ruíz-Gallardón, Leire Pajín), actores (Carmen Machi, Benicio del Toro, Josep Maria Pou) cantantes (Keane, Russian Red, Estopa) cómicos (Josepa Yuste, Florentino Fernández, Carlos Latre) y deportistas (Marc Coma, Juanma López Iturriaga), todas ellas comentadas por Buenafuente.

"Ha sido una terapia revisionista de mi trayectoria, y he dicho cosas que tenia ganas de decir", ha explicado Buenafuente, que añade: "Estoy muy orgulloso de lo que hago, en estos tiempos convulsos". La primera tirada del libro es de 10.000 ejemplares -2.000 de ellos en edición de coleccionista con una foto firmada de Buenafuente, pero aún no han salido al mercado.

Núñez ha señalado que a algunos invitados "se les tenía que convencer" para que posasen, y que su idea fue hacer "algo original que no se hubiese visto mucho de ese personaje". Entre los más dispuestos a ser fotografiados se cuentan Nacho Vidal y Josep Maria Pou ("les tenías que pedir que parasen porque sabías que luego no podrías elegir") y la cantante Andy MacDonald, que sin embargo justo antes de las fotografías estuvo "fría" en una charla con Buenafuente, recordó.

Para el presentador catalán, este es uno de los proyectos más "singulares" que ha afrontado El Terrat, acostumbrado a editar anualmente los monólogos para Sant Jordi, pero no este año: "Me pareció un año de paréntesis; todo el mundo hace monólogos y no me gusta hacer lo que hace todo el mundo", sentencia.

Buenafuente considera que con sus ediciones de los monólogos consiguieron que el Sant Jordi fuese "competitivo", pero ahora se quiere "descabalgar" de eso y "disfrutar" de la Diada. "¿Ventas? Todos queremos que vayan bien, pero el proyecto ya transmite ausencia de hambre de marketing; queríamos hacer un buen libro y lo hemos hecho", ha concluído.