Carod alerta del uso creciente de técnicas 'kale borroca' en manifestaciones en Catalunya

BARCELONA, 1 (EUROPA PRESS) El vicepresidente del Govern, Josep Lluís Carod Rovira, alertó hoy del uso creciente de métodos propios de la 'kale borroka' en manifestaciones en Catalunya, y aseguró que éstas fueron usadas por grupos "reducidos" en la manifestación para protestar contra el desalojo de los estudiantes contrarios al Plan Bolonia que ocupaban la Universitat de Barcelona (UB) y que culminó con 85 heridos y precipitó el cese del director general de la policía, Rafael Olmos En declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press, dijo que el Govern ve con "preocupación que se puedan haber importado a Catalunya algunos métodos de funcionamiento originarios de otros países, por ejemplo la famosa kale Borroca". "No incomoda la protesta, sino las formas de la protesta", subrayó, y añadió que "difícilmente una causa puede ser buena si las formas no son las correctas". Reconoció que no le gustó la pasividad de los Mossos ante el lanzamiento de pintura contra el Palau de la Generalitat. "Aquí no era habitual ver a gente tumbando contenedores y haciendo otro tipo de destrozas en mobiliario público. Siempre son grupos muy reducidos de personas, pero generan la imagen de que todo funciona mal, y esto no es cierto", subrayó. Además, dijo que "puede que haya en Catalunya personas que no son exactamente estudiantes procedentes de otros países europeos y hasta latinoamericanos con una clara dimensión antisistema". De hecho, la que fue delegada del Gobierno central en Catalunya Julia García Valdecasas ya alertó de ello en su momento, lo que ocasionó una reacción mayoritaria de rechazo por parte de los partidos catalanes: "Es posible que todos se le tiraran encima, puede que porque en aquel momento no era tan cierto como es ahora". Carod salió hoy en defensa del conseller de Interior, Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura, y consideró cerrada la polémica en torno a la actuación de los Mossos el 18 y 19 de marzo. Una actuación que opinó que "no ha tenido en absoluto la gravedad que se le ha dado", pese a que provocaron el cese del director general de Policía, Rafael Olmos. Vio una "barbaridad" que se compararan las cargas de los Mossos d'Esquadra con la represión de la policía franquista, y resaltó que los Mossos no dispararon ni bolas de goma ni gases lacrimógenos, cosa que dijo que sí habría hecho la policía franquista. Criticó que en "ningún otro país del mundo" se habría "organizado la que se ha organizado" por una actuación policial similar. "Si ha habido errores (en Interior), ya han sido reconducidos", dijo en un intento de dar por cerrada la polémica. Eso sí, subrayó que "no es normal que de los 85 heridos leves, por cierto ningún hospitalizado, la mayoría fueran mossos". Elogió a Joan Delort, quien ayer asumió la dirección de los Mossos, por ser un "gran profesional". El vicepresidente catalán llamó a "dejar trabajar" a la policía catalana para que "recupere su propia autoestima como cuerpo y que no se vea moneda de cambio". Aseguró que las órdenes no las dio directamente Saura, de quien dijo estar convencido de que "nunca ha dudado" de los Mossos. Reiteró su "total y absoluto apoyo" a la policía, que "no hace nada que no le diga el Govern". Recriminó a los estudiantes contrarios al Plan Bolonia --"minoritarios"-- que carguen la responsabilidad de la aplicación del plan a la Generalitat cuando "se supone que son los más informados", por ser universitarios, y deberían saber que es una competencia del Estado.