Carrillo Salcedo dice estar "abrumado" tras ser nombrado Hijo Predilecto de Andalucía, pues "ha sido una sorpresa"

SEVILLA, 17 (EUROPA PRESS) El catedrático de Derecho Internacional Público de la Universidad de Sevilla Juan Antonio Carrillo Salcedo (Morón de la Frontera, Sevilla, 1934) aseguró hoy estar "abrumado" tras conocer que ha sido nombrado Hijo Predilecto de Andalucía por acuerdo del Consejo de Gobierno de la Junta. En declaraciones a Europa Press, Carrillo Salcedo dijo estar "muy satisfecho, abrumado y realmente agradecido" por esta distinción y este "reconocimiento", pues puso de manifiesto que "no se lo esperaba y ha sido una sorpresa muy grande y agradable". En este sentido, el catedrático de Derecho Internacional Público de la Universidad de Sevilla rememoró que en el año 2000 ya recibió la Medalla de Andalucía, por lo que sumado a su nombramiento como Hijo Predilecto "hace que el reconocimiento sea doble". De igual modo, Carrillo Salcedo también hizo referencia al homenaje que le brindó su localidad natal, Morón de la Frontera, lugar en el que nació en 1934 y donde un instituto lleva el nombre de Profesor Carrillo Salcedo. "Este último es quizás el reconocimiento más íntimo y relacionado con mi ámbito profesional", apuntó el profesor, quien señaló que lleva ya más de 50 años dedicado a la docencia, su actividad "profesional y vocacional". El Consejo de Gobierno de la Junta acordó hoy nombrar Hijo Predilecto de Andalucía al catedrático de Derecho Internacional Público de la Universidad de Sevilla Juan Antonio Carrillo Salcedo, con motivo de la celebración, el próximo día 28, del Día de Andalucía, según informó en rueda de prensa el vicepresidente primero y consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías. Juan Antonio Carrillo Salcedo nació en el municipio sevillano de Morón de la Frontera en 1934 y se licenció en Derecho en la Universidad de Sevilla, de la que posteriormente ha sido decano en 1956. Dos años después de la licenciatura consiguió el grado de doctor acompañado de un premio extraordinario. Ha dedicado gran parte de su trayectoria a la defensa de los derechos humanos y, por eso, ha sido merecedor de reconocimientos como el Premio Derechos Humanos otorgado por el Consejo General de la Abogacía en 2001. En este campo ha sido miembro del Curatorium de l'Académie de Droit International de la Haya y de la Comisión Europea de Derechos Humanos. Asimismo, ha trabajado como magistrado del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en el periodo 1986-1990. Entre las distinciones que ha recibido destacan la Cruz de Honor de la Orden de San Raimundo de Peñafort y la Medalla de Andalucía. En 2004, el Profesor fue elegido Académico de Número de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas como sucesor de Antonio Truyol Serra. Es también autor de más de 150 estudios sobre Derecho Internacional Público, Derecho Internacional Privado y Relaciones Internacionales.