Desconocidos asesinan a un periodista de Radio Cadena Voces en el norte de Honduras

  • Tegucigalpa, 1 abr (EFE).- El periodista Rafael Munguía, corresponsal de Radio Cadena Voces en el norte de Honduras, fue asesinado anoche de ocho disparos por desconocidos, informó hoy la emisora que transmite desde Tegucigalpa.

Tegucigalpa, 1 abr (EFE).- El periodista Rafael Munguía, corresponsal de Radio Cadena Voces en el norte de Honduras, fue asesinado anoche de ocho disparos por desconocidos, informó hoy la emisora que transmite desde Tegucigalpa.

Munguía fue atacado por hombres armados en el populoso barrio Medina, de San Pedro Sula, al parecer para robarle, según informes preliminares de la Policía, dijo el periodista Denis Cano, uno de los coordinadores de noticias de Radio Cadena Voces en esta capital.

Cano recordó que el último trabajo de Munguía para Radio Cadena Voces lo hizo ayer, para el noticiario matutino "Primera Plana", con una información sobre la ola de violencia común y crimen organizado que vive San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante de Honduras.

Munguía ejerció como periodista de noticias generales y deportes en otros medios de comunicación en San Pedro Sula, según relatos de colegas suyos que hoy expresaron su consternación por la muerte del corresponsal de Radio Cadena Voces.

La muerte violenta de Munguía se suma a la de otro periodista de Radio Cadena Voces, Carlos Salgado, quien fue asesinado a tiros a mediados de octubre de 2007, cuando salía de la emisora en Tegucigalpa de transmitir el programa crítico y humorístico "Las historietas de Fríjol el terrible".

Salgado era director y productor de ese programa que se transmitía por Radio Cadena Voces, una emisora fundada en 2006 que hace labor de denuncia y crítica permanente.

Tras la muerte de Carlos Salgado, el 1 de noviembre de 2007, el director de Radio Cadena Voces, Dagoberto Rodríguez, tuvo que abandonar el país por amenazas de muerte, sobre lo que fue alertado por la misma Policía de Honduras.

Rodríguez regresó a Honduras a inicios de 2008.

Honduras vive una ola de violencia y crimen organizado con un promedio de diez muertes diarias, según diversas fuentes.

Otro flagelo que se ha incrementado en los últimos dos años es el secuestro, con unos 80 registrados en 2008, mientras que en lo que va de 2009 suman 31, según fuentes policiales.