Díaz-Cano culpa al PP de la "problemática" para el acuerdo, por intereses que "no tienen resueltos"

El delegado del Gobierno cree que si el texto vuelve a C-LM algunos "se habrían dejado mucha credibilidad en el camino" TOLEDO, 21 (EUROPA PRESS) El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz-Cano, culpa al Partido Popular de la "problemática" surgida para conseguir el consenso en torno al texto de reforma del Estatuto de Autonomía de la región, que se está tramitando en el Congreso, debido a que sus intereses no están "resueltos". Además, afirmó que si el texto volviera finalmente a la Comunidad Autónoma, debido a su retirada, "algunos responsables políticos se habrían dejado mucha credibilidad en el camino por defender una cosa aquí y no haber sido capaces de defender lo mismo" en la Cámara Baja. En una entrevista concedida a Europa Press, Díaz-Cano dijo desconocer el resultado final del texto castellano-manchego en el Congreso pero apuntó que "en cualquier caso lo veo difícil porque no veo que --en el Partido Popular-- tengan capacidad para poder resolver esas contradicciones, y el problema es que esas contradicciones están redundando en contra de los intereses de los ciudadanos de Castilla-La Mancha". "En ese trayecto de ida y posible vuelta, la verdad es que se habrían generado muchas energías, muchos esfuerzos y podría quedar la sensación de cierta frustración", añadió el delegado gubernativo, que recalcó la posición negativa en la que quedaría el PP si eso se produce: "que no se si se producirá, y a lo mejor podría ser como resultado, y a lo mejor no estaría mal que pudiera ser, no entro a calificarlo". De producirse ese retorno del texto, apuntó que "la sociedad de Castilla-La Mancha muy beneficiada no habría salido" aunque quizá el debate realizado durante ese trayecto sí habría sido bueno "socialmente", al conseguir "que se reconozcan algunas cuestiones que parecía que no íbamos a conseguir". En opinión del delegado del Gobierno la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha "es algo necesario para adaptar nuestra realidad institucional a la nueva realidad económica y administrativa", consciente de que todo lo relacionado con el trasvase Tajo-Segura es lo que ha cobrado relevancia en la tramitación del texto. Sin embargo, aclaró, el principal problema es que "mientras que en el Grupo Parlamentario Socialista nacional y el Gobierno de Castilla-La Mancha, apoyado por el Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes, ha sabido llegar a una posición que puede representar razonablemente bien los intereses de la región con los intereses, en muchos casos contrapuestos, del Levante", en un texto y en una posición única, "eso no lo ha podido hacer el Partido Popular". SITUACIÓN PROBLEMÁTICA Así, destacó que mientras en la Comunidad Autónoma se defienden unas cosas la responsable regional del PP, María Dolores de Cospedal, "cae en la contradicción de no poder representar los intereses que defiende aquí en Madrid" y "ese es el callejón" y lo que crea "una situación problemática" a la hora de intentar llegar a un gran consenso político ya que no se puede "llegar a eso porque esos intereses no los tienen resueltos en el PP". Respecto al asunto concreto de la caducidad del trasvase Tajo-Segura, Máximo Díaz-Cano recordó que el Gobierno regional ha sabido llevarlo al preámbulo "a una situación donde sea capaz de armonizar el texto" y plantearlo como un objetivo a cumplir, por lo que "yo creo que es mucho lo que se ha avanzado desde que se construyó el trasvase Tajo-Segura hasta la fecha". "Creo que es importante haber sabido encontrar fórmulas que puedan armonizar intereses tan distintos entre territorios que tienen un interés distinto en relación con esta infraestructura que surgió cuando surgió y que tiene los problemas que tiene", subrayó el delegado del Gobierno en la región.