Don Felipe destaca la aportación del periodismo parlamentario a la democracia y a la dignificación de la política

Premio Cronista Parlamentario 'Luis Carandell' a Javier Calvo, de Europa Press, y premio Senatorial para Toño Criado, de RNE

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El Príncipe Felipe destacó hoy la contribución del periodismo parlamentario "a la difusión y reforzamiento" de los valores democráticos y a la dignificación "del espacio público y la práctica política", una aportación que hoy les fue reconocida a los galardonados con el Luis 'Carandell' de Periodismo Parlamentario, Javier Calvo, jefe de Información Parlamentaria de Europa Press, Premio Cronista Parlamentario, y Toño Criado, de Radio Nacional, Premio Cronista Senatorial.

Don Felipe, acompañado por la Princesa Letizia, entregó hoy estos premios en el transcurso de un almuerzo celebrado en el Salón de los Pasos Perdidos del Senado y al que asistió una amplia representación de la vida política y periodística del país. El Príncipe recordó la precisión y el sentido del humor del periodista que da nombre a estos galardones, Luis Carandell, su "talento y fuertes convicciones, espíritu de consenso y horror al lugar común", valores que sustentan también el compromiso diario de los galardonados este año, afirmó.

De Javier Calvo, el Príncipe destacó que su labor "ha llevado con especial acierto el contenido y el pulso de la vida parlamentaria desde el Congreso a toda España", trasladando "con precisión y claridad" a un público "amplio y exigente" una información compleja como es la política, a través de la Agencia Europa Press.

También subrayó don Felipe la aportación de Javier Calvo a la Asociación de Periodistas Parlamentarios, de la que fue vicepresidente, y destacó que es uno de los creadores de la 'web' Portal Electoral, que ofrece información sobre legislación y procesos electorales. "Una manera generosa de demostrar su valiosa vocación como verdadero especialista en la materia", destacó.

En cuanto a Toño Criado, el Príncipe elogió su "lenguaje depurado", su disección de los proyectos y asuntos que se tratan en las Cortes Generales y "su inteligencia y oficio en la búsqueda de la objetividad como periodista respecto de la noticia, el acontecimiento o sus protagonistas".

El trabajo de los dos galardonados, concluyó don Felipe, se define por saber reconocer "el valor de la circunstancia" y "la precisión del hecho". "Sus trayectorias profesionales confluyen en una sobresaliente capacidad para explicar con agilidad el funcionamiento diario de nuestro sistema democrático y para potenciar con su trabajo, en suma, una democracia cada día más vital y participativa", señaló.

UNA SOCIEDAD DE CIUDADANOS INFORMADOS

El presidente del Senado, Javier Rojo, anfitrión hoy en la entrega de estos premios, subrayó en su intervención la "parte alícuota de responsabilidad" que tiene el periodismo en la búsqueda de la paz, la justicia, la solidaridad y la igualdad, y destacó que una sociedad "compuesta por ciudadanos informados es dueña de su voluntad y gracias a la acción de los medios de comunicación se transforma en una ciudadanía libre con criterio propio".

Rojo repasó también cómo ha cambiado el ejercicio del periodismo desde los tiempos de Luis Carandell, la multiplicidad de canales para obtener información y la instauración de una "cultura de la imagen". En este contexto, destacó la labor que siguen desempeñando las agencias de información. "Sin el periodismo de agencia, los grandes periódicos, las emisoras de radio o las cadenas de televisión tendrían el trabajo mucho más complicado y se verían obligados a destinar el doble de recursos a la elaboración de la información", destacó.

El presidente de la Cámara Alta advirtió por último de los riesgos que el buen periodismo afronta, la necesidad de seguir buscando la objetividad y de contrastar los contenidos pese a las exigencias de la "inmediatez". "Un político demócrata sólo puede mostrarse ante los ciudadanos a través de unos medios de comunicación plurales. El control de las Cortes al Gobierno cobra sentido a través de una información veraz y pública, inmune a la manipulación", aseveró.

PREMIO PARA TODAS LAS AGENCIAS

Javier Calvo comenzó su discurso reconociendo que le resultaba "difícil" dirigirse a tan "relevante" auditorio por estar acostumbrado a ocultar su nombre y su voz "tras los teletipos", si bien bromeó que "siendo éste el único título que gane el Atlético de Madrid este año", se sentía "obligado a salir de la penumbra".

Subrayó que se sentía especialmente gratificado con la concesión de este premio por trabajar en una agencia, puesto que encumbra un trabajo que no se percibe a "simple vista". Hizo extensivo el galardón al resto de agencias y defendió que la labor de éstas alimenta al resto de medios de comunicación; en el caso concreto del Congreso de los Diputados, aseguró que están en todos los rincones aportando noticias que los demás no alcanzan a cubrir y vertebrando el país al llevar "a los territorios la información local".

Asimismo, el jefe de Información Parlamentaria de Europa Press lamentó la situación de una profesión periodística que "no vive sus mejores días" debido a los efectos de la crisis, los augurios acerca del fin de la prensa de papel y el poder de la audiencia sobre los medios audiovisuales. "Valores como la experiencia, la responsabilidad y el rigor son considerados en ocasiones lastres para el negocio", denunció.

En este sentido, censuró que se sacrifique a profesionales veteranos mientras las nuevas generaciones, "ya de por sí penalizadas en sus retribuciones", se quedan además sin "adiestradores" para un relevo con garantías. Eso sí, subrayó que este oficio, "el segundo más antiguo del mundo" y que tiene un "glorioso pasado", también "tiene un presente", por lo que agregó que "cuando hay pasado y presente, hay opciones de futuro".

A su juicio, la esperanza está en nuevas herramientas como internet, pero sin olvidar que "todos los medios materiales dependen de los recursos humanos". Se acordó de Carandell a la hora de reclamar que la información se sazone con los ingredientes que él "sabiamente combinaba: rigor, responsabilidad, respeto, pero también cercanía y humor, que buena falta hacen para derribar vanidades y solemnidades que a veces atenazan este oficio".

En el capítulo de agradecimientos, Javier Calvo se acordó de su familia, de sus compañeros en Europa Press -especialmente de su equipo en el Congreso- y de sus colegas de profesión, así como de todos los miembros de esa "tribu parlamentaria" con la que a diario transita "por los pasillos de las Cortes".

"LA HISTORIA DE LAS CORTES ES RADIO"

Por su parte, Criado, siempre ligado a la radio y a las Cortes, aseguró que "no hay historia de la radio en las Cortes, sino que la historia de las Cortes es radio". Recordó cómo nada más llegar a RNE a mediados de los ochenta conoció a Carandell y, "tímidamente", se colocaba detrás suya en la tribuna de prensa del Congreso para verle tomar notas o escuchar sus comentarios.

Para Criado, el periodista debe "buscar la verdad, aunque pueda irritar a los practicantes de la verdad a medias, de la mentira disfrazada, y de la farándula ruidosa". Además, recalcó que debe hacerlo en un "marco de independencia, en un ambiente de trabajo donde haya respeto a los principios éticos y con unos sueldos dignos, sobre todo para los recién salidos de la universidad".

Agradeció el premio a los miembros del equipo de prensa del Senado y a PP, PSOE y Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP) por proponerle para el premio. También tuvo palabras en esta línea para el jurado, para RNE, para su familia, sus compañeros y para los Príncipes de Asturias. "Ahora, dentro de unos minutos, son momentos de hervores de las ollas que llaman a soñar, y a no olvidar la rueda de los días, como este 30 de abril", finalizó.