El abogado de 'Pepe el del Popular' confía en que quede en libertad hoy mismo

José Pérez Díaz ha recibido la noticia entre lágrimas y quiere venir a España

SANTANDER, 7 (EUROPA PRESS)

El abogado español de José Pérez Díaz, conocido como 'Pepe el del Popular', cree que la excarcelación del ex director de la sucursal número 1 del Banco Popular en Santander "es cuestión de horas" y confía en que pueda quedar en libertad hoy mismo, una vez se reciba en México la orden del Juzgado de Instrucción número 3 que acuerda su puesta en libertad por la prescripción de los delitos.

Según explicó a Europa Press el letrado, Juan Carlos Fernández González, se trata de una gran noticia para su defendido, pero debía haberse producido hace ya dos años años porque, a su entender, el delito estaba prescrito desde 2007, es decir, diez años después de ser declarado en rebeldía.

Ahora habrá que esperar a que llegue a México, a través de la Interpol, la orden del Juzgado cántabro. De todas maneras, para ganar tiempo y por si eso ayudara, el abogado de Pérez Díaz ha encargado a su bufete que remita directamente el auto a las autoridades judiciales de Veracruz para que, en su caso, si lo consideran oportuno, puedan dejarle en libertad sin esperar a que llegue la orden vía Interpol.

Fernández González, que se encarga de los asuntos de José Pérez Díaz en España, ya se ha comunicado con él, que está "muy emocionado", porque se le han "juntado muchos sentimientos", y ha recibido la noticia entre "lágrimas". Según dijo, 'Pepe' quiere venir a España, donde sigue viviendo parte de su familia, y ver a su padre, ya mayor.

El abogado subrayó además que la noticia les ha sorprendido, no porque no la esperaran, sino por la prontitud con la que se ha resuelto. De hecho, ya se había emitido un informe para las autoridades judiciales de Veracruz pensando que el Juzgado cántabro no consideraría prescrito el delito y, por tanto, que tendrían que defender tal argumento en México.

No obstante, José Pérez Díaz probablemente tendrá que responder ante la justicia mexicana por un presunto delito de usurpación de personalidad, ya que estuvo viviendo allí bajo una identidad falsa, la de Roberto García Gómez. De todas maneras, el abogado comentó que se trata de una acusación menor que, de acuerdo con las previsiones de la letrada que lleva el caso en México, no conllevará "consecuencias graves".