El Gobierno de Chávez aclara que no permitirá "chantajes" ni de los medios venezolanos ni de los países que los apoyan

CARACAS, 18 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Venezuela aclaró que no permitirá "chantajes" ni de los medios de comunicación locales ni de aquellos países que los apoyan y los "defienden", pues el objetivo ahora será eliminar el "latifundio del espectro radioeléctrico" para hacerlo "más democrático".

Así lo afirmó el ministro de Obras Públicas y Vivienda, Diosdado Cabello, al anunciar ayer que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) abrirá un procedimiento para que todas las televisoras y las emisoras de radios privadas actualicen sus datos y analizar el estado actual de las concesiones de esos medios.

"Lo que sí está claro es que (...) no nos vamos a dejar chantajear ni por medios de comunicación, ni por países que manifiestan apoyar la supuesta libertad de expresión que ellos defienden aquí pero que allá no lo permiten", puntualizó.

De esta manera, Cabello informó a la prensa estatal que acabó la espera de aquellos "camaradas que han deseado por mucho tiempo que se democratice el espectro radioeléctrico, porque vamos a trabajar en la eliminación de ese latifundio".

Aunque no ofreció detalles de cómo sería esta "democratización", el ministro aclaró que el Gobierno garantizará "equilibrio, equidad, pero también justicia", tras asegurar que "no hay ni un sólo país en el mundo que tenga mayor libertad de expresión, que la gente diga lo que le da la gana como lo dicen en Venezuela".

Así, cuestionó nuevamente a los medios que están en manos de empresarios privados alegando que "hay canales de televisión, emisoras de radio y algunos periódicos que están jugando con la salud mental del venezolano", y subrayó que "un Gobierno responsable en revolución no puede permitir eso".

Hace una semana, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, no dejó dudas sobre su verdadera intención de cancelar las operaciones de los medios privados y advirtió a los dirigentes de los grupos de comunicación de que se pueden "llevar una sorpresita en cualquier momento".

El mandatario venezolano hizo en ese momento especial alusión a la cadena de noticias Globovisión --uno de los medios de más fuerte oposición al Gobierno-- al aseverar que las emisiones de esa televisora se acabarán "o me dejo de llamar Hugo Rafael Chávez Frías".

El pasado martes, el Gobierno venezolano anunció una nueva medida con la que autorizó a unos 100 funcionarios de Conatel "verificar la instalación, operación y prestación de servicios de telecomunicaciones" en todo el país sin ningún tipo de restricción y sin tener que presentar una orden ante los encargados de los medios.