Gürtel.-Aguirre tilda la cacería de Bermejo y Garzón de "compadreo intolerable" que debería obligar al juez a dejar el caso

FUENLABRADA, 12 (EUROPA PRESS) La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, calificó hoy la cacería de este fin de semana del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, y del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, de "compadreo absolutamente intolerable" que debería obligar al magistrado a abandonar el seguimiento de la 'Operación Gürtel'. En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, celebrado hoy con carácter extraordinario en Fuenlabrada, Aguirre mostró la misma postura del PP nacional, que ayer, encabezado por su presidente, Mariano Rajoy, recusó a Garzón y rompió el Pacto por la Justicia que alcanzó el pasado mes de junio con el Gobierno central. Preguntada por la "famosa" cacería, la presidenta señaló que le parece "un escándalo sin precedentes" el hecho de que se reunieran el ministro de Justicia y el juez que acababa "de abrir una causa que presuntamente afecta al primer partido de la oposición". "Si hubiera tenido lugar en cualquier otro país democrático de Occidente, hubiera determinado inmediatamente la dimisión del ministro y, por supuesto, la abstención por parte de un juez de entender en una causa que afecta al primer partido de la oposición", apuntó a Aguirre, al tiempo que criticó el fin de semana "de compadreo" entre el magistrado y el miembro de "un Gobierno que justamente pertenece al partido que se opone al partido que supuestamente va a ser afectado en la investigación del juez". En este sentido, y haciendo referencia a las informaciones publicadas hoy sobre la presencia en la cacería del jefe de la Policía Judicial, Juan Antonio González, subrayó: "Al parecer estuvo en ese famoso fin de semana cinegético en el que las instituciones cazan juntas... ya me parece el colmo y para colmo, también, la presencia de alguna fiscal que entiende del caso". "Esto me parece un compadreo absolutamente intolerable que debería obligar al juez Garzón a abstenerse de esta causa", sentenció la presidenta para después, minutos después, enfrentarse al alcalde de Fuenlabrada, Manuel Robles, con el que compartió la rueda de prensa, y que criticó que Aguirre se refiriera con estas palabras a la cacería del fin de semana. "No estoy de acuerdo con lo que ha planteado la presidenta respecto a la célebre foto o no foto pero como alcalde me quiero centrar en las cosas de mi ciudad, y no quiero que nada ocupe otro tema de atención", indicó Robles, quien fue interrumpido por Aguirre para aclarar que, a su juicio, la "foto" era una "montería".