Los lenguas largas de Kiss "se fueron de la lengua" en Chile

  • Santiago de Chile, 3 abr (EFE).- El histórico grupo estadounidense de rock Kiss, que ofrecerá hoy un concierto en Santiago de Chile tras doce años de ausencia, se fue de la lengua e hizo callar a los vecinos que se quejan de los posibles excesos del espectáculo.

Santiago de Chile, 3 abr (EFE).- El histórico grupo estadounidense de rock Kiss, que ofrecerá hoy un concierto en Santiago de Chile tras doce años de ausencia, se fue de la lengua e hizo callar a los vecinos que se quejan de los posibles excesos del espectáculo.

"Que se callen y disfruten del show gratis. No habrá drogas ni alcohol, es una celebración de vida", declaró Genne Simons, el bajista de la banda de lenguas largas, en referencia a los comentarios de los vecinos del barrio de La Florida de Santiago, informa hoy el diario El Mercurio.

El concierto, que inicialmente estaba previsto en el Movistar Arena pero se trasladó al estadio Bicentenario, en La Florida, provocó la alerta de las autoridades municipales, que estudiaron la posibilidad de desautorizarlo por problemas en el acceso del público y la seguridad de los vecinos.

Aprobado el recital, se espera que más de 18.000 personas acudan a él en la noche de este viernes para celebrar con la banda sus 35 años de carrera, en un espectáculo que según ellos mismos ofrecerá "dos horas de Kiss clásico".

"Con nosotros no van los conciertos chicos, sobre todo si el público paga 100 dólares", dijo el batería Eric Singer.

La pirotecnia y el maquillaje, las marcas características del grupo, complementarán el canto de los artistas, que aparecerán esta noche con sus peculiares pantalones estrellados y sus botas con plataforma.

El recital, que forma parte de la primera gira mundial del grupo en prácticamente 10 años, cerrará el festival "Pepsi Fest" con un repertorio que incluye sus temas de toda la vida, como los presentes en el mítico "Alive" del 1975, o los de su último disco, "Psycho Circus", grabado en 1998.

Tras su última visita a Chile en 1997, junto con los desaparecidos y también míticos Pantera, Kiss quiere dejar huella nuevamente entre el público y dejarlo preparado para su próximo álbum, que podría nacer este mismo 2009, según insinuaron los estadounidenses.