Los Reyes presiden la entrega con protagonismo para Llaneras, la RFEF y el Trofeo Conde de Godó

  • Madrid, 22 abr (EFE).- El deporte español se congregó hoy para entregar las distinciones de la Real Orden del Mérito Deportivo 2009, en un acto presidido por los Reyes en el que el ciclista Joan Llaneras recibió la Gran Cruz, máximo galardón, y la Federación Española de Fútbol y el Trofeo Conde de Godó la Medalla de Oro.

Madrid, 22 abr (EFE).- El deporte español se congregó hoy para entregar las distinciones de la Real Orden del Mérito Deportivo 2009, en un acto presidido por los Reyes en el que el ciclista Joan Llaneras recibió la Gran Cruz, máximo galardón, y la Federación Española de Fútbol y el Trofeo Conde de Godó la Medalla de Oro.

En ausencia del secretario de Estado por el Deporte, Jaime Lissavetzky, por el fallecimiento de su madre la pasada madrugada, los Reyes, entregaron las más de 180 condecoraciones acompañados de los directores generales de Deportes e Infraestructuras, Albert Soler y Dolores Molina, respectivamente, y del director de la Agencia Estatal Antidopaje, Javier Martín del Burgo.

Albert Soler, que leyó el discurso que debía haber pronunciado el secretario de Estado, afirmó que desde la creación de la Real Orden en 1982 "el deporte español ha experimentado una evolución vertiginosa" y comentó que hoy era "imposible no recordar las páginas más brillantes" de los últimos meses como el título de la Eurocopa, la Copa Davis, los triunfos de Nadal, el ciclismo y los juegos de Pekín.

"El valor de los éxitos crece porque se han conseguido sin arrogancia. Hoy como nunca el deporte español se ha ganado el respeto internacional y España es una verdadera potencia deportiva", dijo Soler, que inicio su alocución con un recuerdo para Severiano Ballesteros, a quien definió como "un estímulo para todos los que pertenecen al mundo del deporte".

Soler, que agradeció el apoyo de la Familia Real y dijo que su aliento "es el mejor estímulo para hacer bien el trabajo", aseguró que si se consigue la organización de los próximos Mundiales de Baloncesto y Fútbol España "sabrá dar la medida" de su "verdadera capacidad, antes de hacer mención a Madrid 2016.

"Barcelona'92 fue el aldabonazo que nos obligó a estar como país a la altura de las circunstancias. Madrid desea que el mundo olímpico le de la oportunidad con un proyecto sólido e ilusionante cuyo nivel es el más elevado de todos cuantos aspiran. Ojalá la próxima primavera Madrid haya convertido su sueño en realidad, sería la mejor noticia para el deporte español".

Antes de que El Rey entregara las principales distinciones, el director general de Deportes se refirió "al momento de esplendor del fútbol español" en el centenario de la Federación; a los "días de gloria del tenis", tras más de 50 años del Trofeo Conde de Godó y a Joan Llaneras, a quien definió como un "ciclista ejemplar".

"Siete títulos Mundiales y cuatro medallas olímpicas. Es un honor que siga ayudando al deporte como responsable del velódromo Palma Arena. Suerte porque ambición y constancia no te faltarán", añadió Soler ante una sala llena de deportistas, presidentes de federaciones y asociaciones y los presidentes de los comités Olímpico y Paralímpico, Alejandro Blanco y Miguel Carballeda -también premiado-.

Tras recibir la Gran Cruz de manos de Don Juan Carlos, Llaneras intervino en nombre de los premiados para dar las gracias "a los que apoyan a los deportistas". "Sin su ánimo no habríamos podido llegar a donde hemos llegado", dijo tras tener un emocionado recuerdo para Isaac Gálvez, su compañero de competición fallecido en noviembre de 2006 tras una caída mientras disputaba los Seis Días de Gante.

"Recibo emocionado la Gran Cruz que da explicación a los duros momentos que he tenido en mi carrera y compensados con esto y muestro mi gratitud por lo que he experimentado junto a vosotros", afirmó Llaneras, que agradeció especialmente a la Reina el apoyo que le mostró en Pekín y que "perdurará siempre mientras viva".

Además de la Gran Cruz para Llaneras y las Placas de Oro para la Federación de Fútbol y el Trofeo Conde de Godó, durante la ceremonia fueron premiados con las distintas categorías de la Real Orden (Medalla de oro, Placas y Medallas de Plata y Placas y Medallas de Bronce) la mayoría de los medallistas de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Pekín 2008.