Puigcercós también pretende arrinconar a los críticos

BARCELONA, 17 (EUROPA PRESS)

La portavoz del sector crítico de ERC Reagrupament.cat (RCat) Rut Carandell opinó hoy que el acuerdo entre el vicepresidente del Govern, Josep Lluís Carod-Rovira, y el presidente del partido, Joan Puigcercós, para que éste sea el candidato de la formación a las elecciones autonómicas busca también "arrinconar" a las corrientes internas y blindarse en el Govern.

Carandell tiene claro que Carod no tenía más remedio que ceder si quería seguir teniendo protagonismo en ERC. Pero avisó que nadie en ERC, ni si quiera un pacto entre Carod- y Puigcercós, puede dar por cerrada la posibilidad de unas primarias, porque recordó que cualquier militante del partido puede aspirar a ello. Aseguró que la decisión de Carod desvelada ayer no precipitará ningún cambio de estrategia en Rcat, liderada por el ex conseller Joan Carretero.

En declaraciones a Europa Press, vio "irrelevante" el anuncio hecho ayer por Carod en la presentación de una conferencia de Puigcercós al considerar que no aporta nada que no fuera previsible al debate interno en ERC, sino que es una decisión "prevista de hace mucho tiempo".

El mismo Carod reconoció hoy en declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press que la decisión de retirarse en favor de Puigcercós para evitar una nueva "guerra absurda" ya la tomó después del convulso congreso.

Carandell subrayó que el acuerdo de los dos sectores oficialistas simplemente proyecta externamente lo que vio previsible: que Carod acabaría renunciando a ser el candidato después de que los congresos regionales reflejaran la debilidad orgánica del ex presidente de ERC.

Renunciando a volver a ser candidato, Carod se asegura por segunda vez --tras renunciar en 2008 a pugnar directamente con Puigcercós para presidir el partido-- evitar que la militancia deba decidir entre él y el presidente de los republicanos, éste último con más apoyo interno en ERC.

Pese a que tanto fuentes del entorno de Carod como de Puigcercós aseguraron que el acuerdo entre ambos sólo gira, de momento, en torno al candidato, RCat tiene claro que el acuerdo es un "reparto de cromos" que implica, además de la entrada del sector de Carod en la ejecutiva del partido --monocolor del entorno de Puigcercós desde el convulso congreso de 2008--, también lleva implícita la neutralización de RCat y la otra corriente interna, Esquerra Independentista (EI), liderada por el diputado Uriel Bertran.

Lo cierto es que los oficialistas de ERC ayer quisieron dar un mensaje de aparente unidad de cara a las elecciones europeas, teniendo en cuenta que la exigencia de Esquerra Independentista de convocar un referéndum interno sobre la financiación podía complicar la campaña a Oriol Junqueras en los comicios previos a las elecciones autonómicas.

RCat intuye que en el pacto entre el sector de Carod y Puigcercós --forjado entre Ernest Benach y Xavier Vendrell, defenestrado de la ejecutiva de Puigcercós por los militantes en el último congreso-- implicaría también el reparto de la lista electoral de ERC a las autonómicas, sin críticos. También quedó demostrado --opinó-- que Vendrell sigue teniendo un papel activo en la dirección de ERC desde la sombra.

Es más, apuntó que el acuerdo podría comportar un lugar en la lista por Barcelona para Benach, al ver limitadas sus posibilidades en Tarragona, donde la Presidencia regional está en manos de RCat gracias al apoyo que dieron a Albert Pereira los partidarios de Puigcercós. Pero este extremo no fue confirmado por ninguna de las fuentes de ERC consultadas por Europa Press.