ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Una nueva medida faculta a la Comisión de Telecomunicaciones a auditar y sancionar a los medios privados

CARACAS, 13 (EUROPA PRESS)

El Gobierno venezolano ha anunciado una nueva medida que permite a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) realizar, a partir de ahora, auditorías y sancionar a los medios privados cuando lo considere oportuno, cumpliendo así con las órdenes del presidente Hugo Chávez, quien el pasado domingo advirtió a los dirigentes de los grupos de comunicación de que se pueden "llevar una sorpresita en cualquier momento".

Un grupo de funcionarios de Conatel podrá "verificar la instalación, operación y prestación de servicios de telecomunicaciones" en todo el país sin ningún tipo de restricción y sin tener que presentar una orden ante los encargados de los medios, según establece la Gaceta Oficial número 39.175, publicada esta semana por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Las inspecciones durarán seis meses contados a partir del 28 de abril de 2009, período durante el cual la estatal de telecomunicaciones podrá tener libre acceso tanto a los equipos como a "las informaciones que considere convenientes" de los medios privados.

Esta nueva disposición amplía las competencias de los funcionarios de Conatel quienes estarán facultados para sancionar con multas a las televisoras y a las emisoras de radio en caso de que se nieguen a cumplir con las auditorías. También, podrán solicitar "el auxilio de cualquier fuerza pública cuando hubiere impedimento en el desempeño de sus funciones".

La normativa afectará a decenas de emisoras de radio privadas que operan en todo el país y a las principales cadenas encabezadas por Globovisión, Venevisión y Televen, que son las de más audiencia nacional.

La medida surge en medio de un álgido conflicto que se agudizó el pasado domingo cuando el mandatario venezolano no dejó dudas sobre sus verdaderas intenciones de cancelar las operaciones de algunos medios, especialmente Globovisión, al aseverar que las emisiones de esa televisora se acabarán "o me dejo de llamar Hugo Rafael Chávez Frías".

En caso de que se haga efectiva la medida, Globovisión se convertiría en la segunda televisora que deja de transmitir en señal abierta en el país. La primera fue Radio Caracas Televisión (RCTV) en mayo de 2007, cuando el Gobierno se negó a renovarle la concesión para que siguiera sus operaciones.