Venezolanos marchan para exigir la reapertura de RCTV y pedir respeto para los medios privados del país

CARACAS, 27 (EUROPA PRESS)

Decenas de organizaciones sociales, políticas, estudiantiles y de periodistas saldrán hoy a las calles de Caracas y de varias ciudades del país para pedir al Gobierno de Hugo Chávez que reanude la señal a la cadena Radio Caracas Televisión (RCTV) --que este miércoles cumple dos años fuera del aire-- y exigirle respeto para los medios privados.

En la capital venezolana, los manifestantes --apoyados por los partidos de la oposición-- se reunirán en la plaza Brión a las 16.00 horas (22.30 hora española) desde donde partirá una marcha hacia la sede de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel).

Se desconoce si las autoridades de Conatel estarán presentes para recibir a los manifestantes que llevarán varios documentos en los que piden la restitución de la señal de RCTV y que sea revocada la medida del Tribunal Supremo de Justicia que ordenó confiscar los equipos de la cadena para dárselos a una televisora del Gobierno.

La marcha también tendrá como objetivo pedir al Gobierno que cese las hostilidades contra Globovisión, cadena que Chávez amenazó recientemente con cerrar tras atacar a su director general, Alberto Federico Ravel, a quien acusó de "atemorizar" a la población por el contenido de algunas noticias que fueron difundidas recientemente.

Chávez incluso ha dicho que en poco tiempo los medios privados "pueden llevarse una sorpresita", lo que activó todas las alarmas en los gremios de periodistas y trabajadores de radio y televisión que han expresado su preocupación ante la posibilidad de una intervención por parte del Estado.

El director de Espacio Público, Carlos Correa, organización que trabaja por la libertad de expresión en el país, advirtió de que lo sucedido con RCTV hace dos años podría tener una repercusión directa en el resto de los medios privados que han mostrado una férrea oposición al Gobierno y a quienes en un futuro se les pudiese suspender la señal.

"El ejercicio de la libertad de expresión significa que tú puedas decir las cosas pero que eso no tenga consecuencias (...) pero en Venezuela eso no es verdad porque si usted tiene una posición crítica, puede ser molestado por ello y hay distintas herramientas para hacerlo", dijo Correa en declaraciones citadas por el diario local 'El Nacional'.

Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA) expresaron la semana pasada su "preocupación" porque las recientes declaraciones del Gobierno venezolano contra Globovisión y otros medios privados "generan un ambiente de intimidación en el cual se ve seriamente limitado el derecho a la libertad de expresión" en ese país.

Por su parte, la ONG Human Rights Watch dijo que Venezuela debe poner fin a su persecución contra ese canal privado de noticias y debe clausurar la "injustificada" investigación que lleva a cabo sobre la conducta de ese medio de fuerte oposición a Chávez.

RCTV DOS AÑOS DESPUÉS

Conatel se negó a renovarle la concesión a RCTV que venció el 28 de mayo de 2007, alegando que esta cadena participó en el golpe de Estado contra Chávez ocurrido en abril de 2002, sin embargo, hasta el momento no se ha abierto ningún procedimiento contra los directivos del medio quienes presuntamente estuvieron implicados en ese hecho.

Desde entonces, RCTV emite su programación en televisión de pago porque su espectro radioeléctrico fue ocupado por TVES, un canal creado por Chávez que, según la ONG Espacio Público, apenas agrupa el 4 por ciento de la audiencia nacional.

El también conocido "canal de Bárcenas" estuvo en señal abierta durante 53 años de forma ininterrumpida, siendo la cadena más antigua del país que se mantuvo siempre liderando las listas de preferencias de los televidentes, gracias a que era uno de los medios con mayor diversidad de programas.

El vicepresidente de Dramáticos de RCTV, José Simón Escalona, lamentó que en los últimos dos años su nivel de producción haya mermado porque trabajan con menos personal y con menos equipos, pues algunos de ellos fueron confiscados por el Gobierno.

Sin embargo, Escalona dijo que pese a esta situación considera que "se ha rescatado el trabajo de los artistas por proyectos, todos sentimos que estos es más que un trabajo artístico y que esto ha sido un reflejo del apoyo que hemos sentido del público y del respeto que le tenemos".