Economía/Energía.- La mitad de las 36 plantas de biodiésel se encuentra parada por "competencia desleal" de EEUU

MADRID, 31 (EUROPA PRESS) La mitad de las 36 plantas de biodiésel en España se encuentra parada, y de las activas una buena parte funciona 'al ralentí', según la asociación APPA Biocarburantes, que atribuye esta situación a la "competencia desleal" de los biocombustibles importados desde Estados Unidos. "El sector se hunde, está en una situación crítica, y el desastre no ha hecho más que comenzar", afirmó el director de APPA Biorcarburantes, Manuel Bustos, quien calculó que de los 1.000 empleos directos que generan estas plantas unos 500 están "a punto de perderse". A esta situación se suma que "dos terceras partes de las plantas están produciendo por debajo del 10% de su capacidad", la aparición de los primeros expedientes de regulación de empleo en este sector y "una política regulatoria que está fallando", sostuvo Bustos. De las trece plantas paradas, APPA cita como ejemplo las de Biotel (Cuenca), Caparroso (Navarra), Ecoproductos Castilla-La Mancha (Cuenca) y Alabío (Almería), y teme que las 18 nuevas plantas previstas para 2009, que duplicarán hasta los 4 millones de toneladas la producción, tengan dificultades para encajar en el mercado. APPA atribuye esta situación, que amenaza con inutilizar un esfuerzo inversor de 600 millones de euros en los últimos años, a la importación de biodiésel subvencionados en origen procedente de países como Estados Unidos. Esta práctica, indica, supone un caso de 'dumping' y ha permitido a los importadores hacerse con el 71% del mercado español. Argentina, Malasia e Indonesia son otros países cuyo biodiésel se vende en España por debajo del precio de coste. PROPUESTAS DE APPA. APPA dice haber enviado un informe con propuestas de solución al Ministerio de Industria y, pese a que aún no ha recibido respuesta, espera obtener "un pronunciamiento al máximo nivel" por parte del ministro Miguel Sebastián o del secretario general de Energía, Pedro Marín. Entre las propuestas de la asociación figuran que la obligación de biocarburantes (3,4% para 2009 y 5,83% para 2010) sobre el total de combustibles sólo puede cumplirse con biocombustibles de la UE. Si bien ésta es su opción preferente, cita otras alternativas como la de condicionar la aplicación del tipo cero del Impuesto Especial de Hidrocarburos (IEH) o el establecimiento de una tarifa regulada por parte del Estado.