CE propone optimizar el gasto en banda ancha para "no invertir inútilmente" y ahorrar hasta 60.000 millones

BRUSELAS, 26 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europa ha pedido este martes que se reduzca la carga burocrática que limita el avance de la banda ancha en Europa, que se optimice la inversión en este tipo de tecnología y que todos los edificios de nueva construcción estén preparados para la conexión a Internet de alta velocidad; medidas con la que Bruselas cree que se vitaría "invertir inútilmente" en infraestructuras y permitiría a las empresas un ahorro de entre 40.000 y 60.000 millones de euros.

"Es esencial para la competitividad de la Unión Europea contar con un mercado único digital", ha advertido en una rueda de prensa la vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de Telecomunicaciones, Neelie Kroes, quien se ha quejado de la "atomización" que existe no solo entre Estados miembros, sino entre ciudades de un mismo país. "Es ilógico", ha lamentado.

Las recomendaciones --vinculantes-- que plantea Bruselas tienen entre sus objetivos prioritarios que "todos los edificios de nueva construcción o en renovación" cuenten con las instalaciones necesarias para una conexión de banda ancha de alta velocidad. Un esfuerzo que, en palabras de Kroes, "es de sentido común" y en el que según su portavoz, Ryan Heath, España es un ejemplo por su "muy buena preparación" de las nuevas viviendas.

Sin embargo, la vicepresidenta comunitaria ha dicho de los países del Mediterráneo, entre ellos España, que "no son los mejores alumnos de la clase" en lo que se refiere al avance en general de la banda ancha, por lo que les ha pedido "aprovechar esta oportunidad para reducir los costes y ser más eficaces".

Kroes asegura que será posible reducir en un 30 % el gasto si, además de la idea de adaptar las nuevas construcciones, se introducen cambios para, por ejemplo, abrir el acceso "en condiciones equitativas y razonables", incluido en lo que se refiere al precio, a las infraestructuras como conductos, cámaras subterráneas, postes, torres y otras construcciones de apoyo.

También apuesta por una mejor coordinación en los proyectos de obra pública para que cualquier operador de redes negocie acuerdos con otros proveedores, lo que permitiría "reducir los costes que tanto irritan" y ser "más eficaces", ha explicado la vicepresidenta comunitaria. Según Bruselas, la excavación para instalar la fibra y otras obras públicas suponen hasta el 80 % del coste del despliegue de las redes de alta velocidad en la UE.

El cuarto punto del plan de Bruselas se refiere a "reducir la burocracia para licencias" porque "complica" el avance de la banda ancha, por lo que Kroes pide condiciones "más transparentes y mejores". Así, propone, por ejemplo, que los permisos deban concederse o denegarse en un plazo de seis meses y que las solicitudes se puedan tramitar a través de una "ventanilla única".