ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Economía.- Paradores prevé crecer un 3% en 2009, elevar al 25% sus ventas 'online' y atraer a más clientes extranjeros

La cadena apuesta por "poner freno" a la expansión y centrarse en dotar a la marca de la calidad y renovación que merece MADRID, 19 (EUROPA PRESS) El presidente de Paradores de Turismo, Miguel Martínez, prevé que sus ingresos crezcan este año un 3% pese a la crisis, por encima de las previsiones iniciales que apuntaban a un resultado similar al del año pasado, y con el doble objetivo de elevar sus ventas 'online' al 25% y atraer a más clientes extranjeros, que actualmente suponen tan sólo el 30% del total. La cadena pública hotelera cerró 2008 con una facturación próxima a los 280 millones de euros, tras registrar un descenso del 4% en su volumen de negocio y del 6% en la ocupación por efecto de la crisis. "El nivel de ocupación en 2008 se situó en el 69%, aunque lo ideal para la cadena es que alcance el 75%", apuntó Martínez en declaraciones a Europa Press, y señaló que la tasa de ocupación de la red los fines de semana "no baja del 60% si la climatología acompaña". Sin embargo, aunque hay una marcada estacionalidad de lunes a viernes, "con peor ocupación", el presidente de Paradores confía en obtener buenos resultados en este segmento con la modernización de algunos establecimientos, la implantación de nuevas tecnologías pensando en el turismo de negocios y congresos y la incorporación de paradores como la Hostería de Alcalá de Henares, que aunque ya funciona, se inaugurará este mes. A ello contribuirá también la oferta gastronómica de Paradores, que supone ya el 45% de la facturación total de la cadena, y que prevé potenciar de forma importante "sin perder la cocina tradicional, característica" de la marca. En cuanto a 2009, Paradores ha registrado un comportamiento desigual de la ocupación en los dos primeros meses del año. "Enero fue un mes malo, fundamentalmente por la climatología, pero el mes de febrero ha ido algo mejor y de cara a Semana Santa las perspectivas son buenas", destacó Martínez. El número de reservas para marzo y abril es "mucho mejor", gracias en parte a la coincidencia del calendario con el festivo del 19 de marzo entre semana, con lo que el nivel contratado es ligeramente superior al registrado en 2007. Para Martínez, el verano será "clave" para afrontar la crisis económica que afecta también al sector, aunque en menor medida, y se declaró "optimista" sobre la evolución del año. FRENAR LA EXPANSIÓN EN ARAS DE MAYOR CALIDAD. El presidente de Paradores apuesta por frenar la expansión de establecimientos para centrarse en la calidad de la cadena pública hotelera, que prevé invertir hasta 2017 un total de 250 millones de euros en la rehabilitación de 34 establecimientos, el 36% de la red actual, dotación que incluye los casi 169 millones recogidos en el Plan Estratégico 2009-2012. Dicho Plan contempla la incorporación de seis nuevos paradores. "Es mejor poner freno a la expansión y mejorar los paradores actuales, algunos de los cuales no están en el nivel de calidad que merece la marca", afirmó Martínez a Europa Press. Más aún, pese a que el Instituto de Turismo de España (Turespaña), dependiente del Ministerio de Industria y propietario de la red que gestiona Paradores, tiene cerrada la planificación presupuestaria prevista para toda la legislatura, existen otros diez paradores proyectados, de forma que en los próximos años la cadena pública podría alcanzar entre 112 ó 115 paradores. "Se está cumpliendo con la hoja de ruta del Plan y con los plazos", añadió Martínez, quién apuntó como ejemplo que el Parador de Cádiz estará abierto en 2012, coincidiendo con la conmemoración del II Centenario de la Constitución de 1812. CREACIÓN DE 550 EMPLEOS. Parte importante del Plan es contribuir a la generación de empleo a raíz de las innovaciones previstas, con la creación 550 empleos fijos en los próximos cuatro años, de los cuales ya se han creado 250 en el último trimestre de 2008. Actualmente, el 85% de la plantilla de Paradores, que emplea a 4.500 trabajadores, es personal fijo, con una edad media de antigüedad en la empresa de doce años. Paradores afronta retos como la ampliación a otros segmentos de mercado, la promoción exterior, la innovación tecnológica y el aumento de las ventas por Internet. "Frente al cliente que tradicionalmente pernoctaba en los paradores, vinculado a un alto nivel adquisitivo, en los últimos años se ha apreciado un cambio de perfil", señaló Martínez. En la actualidad, existe un desequilibro importante entre los turistas nacionales (70%) y los extranjeros (30%) que se alojan en establecimientos de la red, mientras que hace años la distribución era de 50%-50%. El objetivo es elevar al 35% el número de clientes extranjeros. Martínez reconoce "un fallo" en la comercialización en otros mercados e insiste en la importancia de la promoción exterior, a la que contribuirá el 'escaparate virtual', que con una inversión de 300.000 euros incluye un canal en YouTube, un canal de televisión propio (Paradores TV) y presencia en otras diez plataformas. Paradores cerró 2008 con un 10% de ventas 'online', cifra que pretende incrementar al 20% ó 25% gracias a una nueva imagen en la red que parece tener éxito, ya que en enero la cadena elevó al 30,10% sus ventas por este canal. Además, la cadena ha ampliado su oferta dirigida a jóvenes y mayores y está estudiando la creación de un canal propio en redes sociales como 'Facebook'. LA PRIVATIZACIÓN, "UN HANDICAP". En cuanto la entrada de las comunidades autónomas en Paradores, tal y como recogen algunos estatutos como los de Andalucía, Aragón y Cataluña, y el anuncio por parte del Gobierno de que estudiaría su participación hasta un límite del 49%, Martínez considera que dejar en manos privadas la gestión de monumentos que cuentan con un gran valor patrimonial es "complicado", máxime cuando ni los mismos estatutos concretan cómo intervenir. "Si rompes la unidad de la gestión de una buena marca, pero desconocida fuera, por principio será el fin de Paradores", opina Martínez quien ve un 'handicap' en la privatización y recuerda que esta decisión es una cuestión política de la que Paradores está al margen. Martínez defiende que uno de los objetivos con los que nació Paradores fue el de reactivar zonas deprimidas gracias a la explotación de edificios emblemáticos, como lo demuestra el hecho de que en el entorno de un parador surgen casas rurales y se genera riqueza automáticamente. "Hasta el parador de menor tamaño como el de Alarcón (Cuenca) emplea a 30 personas", destacó.