El Gobierno galo "luchará" para sacar adelante la ley antipiratería

El texto que contemplaba dejar sin Internet a los 'piratas' fue rechazado contra pronóstico en la Asamblea nacional

PARÍS, 9 (EUROPA PRESS)

La ministra francesa de Cultura, Christine Albanel, lamentó hoy el rechazo de la Asamblea nacional al proyecto de Ley contra la Piratería en Internet, y aseguró que "luchará" para que se adopte en las dos Cámaras cuando el texto sea sometido de nuevo a debate a partir de finales de mes.

De manera inesperada y debido a la ausencia de varios diputados de la mayoría gubernamental, la UMP, la Cámara baja rechazó por 21 contra 15 votos el proyecto legislativo provocando los aplausos en las filas de la izquierda.

En un comunicado, la responsable de Cultura denunció "la triste comedia" que, a su juicio, han protagonizado los diputados de la oposición, que aparecieron en el hemiciclo "justo en el momento del voto" y deploró esta "maniobra de pasillo" poco después de que los senadores de la oposición se hubieran abstenido.

El polémico proyecto de ley sobre la defensa de los derechos de autor en Internet pretende luchar contra las descargas ilegales y contemplaba la desconexión de los 'piratas' de la Red durante un periodo que puede ir de los dos meses a un año.

"En el corazón de una crisis provocada por la piratería de obras sobre Internet que reclama medidas de urgencia, los artistas y el conjunto de profesionales que trabaja en el cine y la música son las víctimas de cínicos cálculos políticos", agrega en su nota la ministra.

Albanel pone de relieve que el texto surgido de los debates en el Senado y la Asamblea es "especialmente equilibrado" y afirma su determinación a "luchar" para que salga adelante.

RESPUESTA GRADUAL

El texto impulsado por el Gobierno prevé crear una Alta Autoridad para la difusión de obras y protección de los derechos en Internet (Hadopi, según sus siglas en francés) que será la encargada de aplicar una "respuesta gradual" a los internautas que realicen descargas ilegales.

El infractor recibirá primero un correo electrónico, luego un segundo correo acompañado de una carta certificada y, en caso de reincidir, una comisión integrada por tres jueces podrá ordenar que se le corte su acceso a internet durante un periodo de entre dos y doce meses.

El 'pirata' tendrá la posibilidad de negociar que la suspensión se limite a entre uno y tres meses, pero para que no esquive la sanción simplemente cambiando de compañía se creará un listado de abonados que hayan sido dados de baja por 'piratear'.

Ayer la comisión mixta paritaria (CMP), formada por siete senadores y diputados mayoritariamente de la UMP, endureció el texto al aprobar una enmienda que obliga al internauta a seguir pagando su abono al proveedor durante el periodo que dure la sanción.