Hearst Corporation quiere cobrar por contenidos online

Hearst Corporation, propietaria de 16 periódicos y varias revistas en Estados Unidos, estudia cómo instrumentar un sistema de pago para algunos de los contenidos que actualmente ofrece en forma gratuita en sus webs. En un memorándum enviado a los empleados, el presidente de la compañía, Steven Swartz, asegura que será una tarea del equipo de gestión "tener los mejores medios digitales gratuitos del mercado sin comprometer nuestra habilidad para conseguir que los usuarios paguen un precio justo por el caro y original trabajo periodístico que se les ofrece cada día". Hearst se pasa así al bando de quienes han recuperado la teoría del pago por contenidos como salida ante la crisis y el descenso en la inversión publicitaria.

El plan de Hearst, que edita entre otros el amenazado San Francisco Chronicle, incluye aumentar el precio de sus productos impresos y contratar plantas de impresión externas para bajar los costes. También se propone renovar la forma de comercializar la publicidad en sus medios, aumentar su vinculación con la comunidad a través de la participación ciudadana y hasta lanzar un lector de tinta electrónica similar al Kindle de Amazon, entre otros desarrollos para dispositivos móviles.

En cuanto a cobrar por determinado material que ofrece actualmente en sus webs, Swartz ha dicho que será una tarea de los directivos determinar qué informaciones originales se reservan cada día para quienes paguen por acceder a ellas.