Bombardier recortará otros 3.000 empleos, tras los 1.360 de febrero, por la caída de su demanda

MONTREAL, 2 (EUROPA PRESS)

La constructora aeronáutica y ferroviaria canadiense Bombardier anunció hoy que reducirá en un 10% la plantilla de su división aeroespacial, lo que significa que prescindirá de en torno a 3.000 empleados, dentro de sus medidas destinadas a superar el descenso de la demanda.

Esta reducción de personal, que se hará efectiva para hacer frente a "los continuos desafíos a los que se enfrenta la industria de la aviación", se llevará a cabo antes de final de este año en las plantas que la firma posee en Canadá, Estados Unidos, México e Irlanda del Norte. Además, se suma al recorte de 1.360 puestos de trabajo anunciado por Bombardier el pasado 5 de febrero.

Estas medidas se deben a que la compañía pretende revisar a la baja todas su áreas de negocio, pese a haber logrado un beneficio neto durante el año fiscal 2008 de 1.000 millones de dólares (más de 750 millones de euros), lo que supone un incremento del 215% respecto a los 317 millones de dólares (237,9 millones de euros) del anterior ejercicio fiscal.

El aumento del beneficio de Bombardier estuvo apoyado en los mayores ingresos logrados durante el periodo fiscal, que pasó de 17.500 millones de dólares (unos 13.126 millones de euros) en 2007 a 19.400 millones de dólares (14.551 millones de euros) en 2008, un 10,86% más.

El grupo evitó desvelar sus perspectivas de futuro y se limitó a explicar que son moderadas, debido al fuerte descenso de la demanda que ha experimentado en los últimos meses.

Poco después de la publicación de sus resultados, la empresa emitió un comunicado en el que anunció que ha recibido un encargo de 30 trenes de cuatro vagones del banco Lloyds TSB y de London Eastern Railways, filial de National Express, por valor de 188 millones de euros.