Economía/Motor.- Nissan se verá abocada a un ERE si no cubre con bajas voluntarias el excedente en Barcelona

La empresa de recolocación abrirá el fin de semana para atender interesados de última hora BARCELONA, 27 (EUROPA PRESS) Los despidos planean sobre la planta de Nissan en Barcelona a cuatro días para que termine el plazo para que los trabajadores se acojan a las bajas incentivadas voluntarias para salvar el excedente de 1.400 personas en la factoría. El portavoz de Nissan, Alfredo Castaño, declinó hoy hablar de un posible expediente para reducir por la fuerza la plantilla, pero mientras se celebra la última reunión de la mesa negociadora con los sindicatos --en la que se tienen que pactar prejubilaciones-- reconoció que la multinacional ha agotado todas las medidas no traumáticas y, a partir del 1 de abril, deberá replantearse las "alternativas". El plan de bajas voluntarias de Nissan cuenta, a día de hoy, con 400 personas, entre acogidos formalmente e interesados, una cifra por debajo de las expectativas de la empresa y que, sumada a los 160 trabajadores que se prejubilarán, deja todavía un excedente de más de 800 personas, según reconoció la multinacional. Castaño insistió en que la multinacional ha agotado las vías no traumáticas para incentivar una salida de personal que es "inevitable", como ya quedó plasmado en el acuerdo sobre el plan industrial alcanzado con el comité el mes pasado, que dibuja una factoría con 2.800 empleados y una producción de 128.000 unidades. INDEMNIZACIONES Destacó que la compañía ha contratado a una compañía para llevar a cabo las recolocaciones con garantías para todos los que se queden sin empleo y que esta misma semana accedió a incrementar en 3.000 euros hasta los 23.000 euros la cuantía mínima de indemnización, una cifra que advirtió que "no estará sobre la mesa más adelante". "Está claro que quién se marche después del 31 de marzo lo hará en peores condiciones que las actuales", explicó. Justificó este aspecto en que los recursos asignados para 2009 serán inferiores debido a la falta de liquidez derivada de la crisis. No obstante, Nissan está dispuesta a agotar hasta el último minuto del plazo para que la lista de bajas voluntarias se amplíe al máximo. Así, en la última reunión acordó con el comité que las instalaciones que la empresa de recolocación --Moa-- tiene en la factoría catalana permanezcan abiertas este fin de semana para acoger posibles interesados de última hora. Castaño confió en que los interesados en salir son más de los que lo han comunicado y señaló indicios como el hecho de que algunos trabajadores han agotado su semana de días de libre disposición para 2009 en los últimos días. Nissan anunció en octubre del año pasado 1.680 despidos que, finalmente, reconvirtió en un plan de bajas voluntarias al que se acogieron unos 250 trabajadores. En enero se constituyó la mesa negociadora para pactar un plan industrial para Barcelona y que culminó con la firma de un acuerdo a mediados de febrero. Entre los términos del acuerdo estaba la garantía de carga de trabajo hasta 2012, que se logró con la furgoneta NV200 que empezará a fabricarse a finales de este año, así como un ERE temporal de 120 días hasta julio que también está pactado y pendiente de aprobación por parte del Govern.