Corredor defiende la vivienda protegida y la rehabilitación como alternativas para salir de la crisis

Castilla-La Mancha recibirá 4,6 millones de euros adicionales del Plan de Dinamización de la Economía para obras inmediatas ALBACETE, 25 (EUROPA PRESS) La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, defendió hoy la vivienda protegida, con la construcción residencial, y la rehabilitación como alternativas para salir de la crisis. Además, resaltó que la Comunidad de Castilla-La Mancha recibirá 4,6 millones de euros adicionales del Plan de Dinamización de la Economía para obras de ejecución inmediata. En la inauguración de la V Convención Técnica y Tecnológica de la Arquitectura Técnica que se celebra en Albacete, la titular de Vivienda aseguró que "estamos en una posición excelente para apostar de forma definitiva por la eficiencia energética de los edificios nuevos y preexistentes y por el uso de las energías renovables". Por ello, se mostró convencida de que la construcción residencial puede contribuir al cambio de modelo productivo que necesita el país e "incorporarse al patrón de crecimiento que descansa sobre las nuevas tecnologías y el uso sostenible de los recursos". Corredor explicó España necesita avanzar hacia una nuevo proceso constructivo que incida en la innovación tecnológica, en la mejora de la calidad de los materiales, en la competitividad de las industrias auxiliares y en la mejor formación del capital humano. Así, se detuvo en las dos líneas estratégicas del Ministerio ante la coyuntura actual y en las que la aplicación de criterios de eficiencia energética e innovación tecnológica tienen un especial campo de desarrollo: la vivienda protegida y la rehabilitación. Detalló que ambas áreas configuran la alternativa que el sector de la construcción tiene a su alcance para salir de la crisis. "Muestra de ello es que el número de viviendas protegidas supone ya un porcentaje muy importante en el total de las viviendas construidas en nuestro país y estoy convencida de que ese peso irá a más confirmando que es un valor refugio adecuado en esta coyuntura". La ministra de Vivienda dedicó parte de su intervención a destacar la importancia que el Ministerio da a la rehabilitación y renovación urbanas, que en España absorben apenas un 20% de la inversión total del sector de la construcción frente al 41% de la media en la UE o el 62% que, por ejemplo, suponen en Alemania. Destacó asimismo "el gran potencial de generar empleo que tiene la actividad rehabilitadora capaz además de impulsar el desarrollo de otras industrias y servicios auxiliares". LÍNEAS DE ACTUACIÓN Igualmente, explicó las dos líneas de actuación de su departamento para el fomento y el desarrollo de la rehabilitación de viviendas y espacios urbanos. La primera es la asignación de 110 millones de euros procedentes del Plan de Estímulo de la Economía y el Empleo (Plan E), que tienen una naturaleza extraordinaria y urgente y están destinados a actuaciones de rehabilitación de viviendas y espacios urbanos de inmediata ejecución en todo el territorio nacional. Con esta inversión, que ya ha sido preasignada a cada una de las comunidades y ciudades autónomas, se prevé rehabilitar 40.000 viviendas y generar más de 30.000 puestos de trabajo. Dado el carácter urgente de este fondo con el objetivo de crear empleo, los proyectos deberán ser presentados al Ministerio antes del 1 de abril y las obras tendrán que estar en marcha antes del 1 de octubre. Castilla-La Mancha recibirá 4,6 millones de euros de este fondo especial, que podrán ayudar a unas 2.000 familias de Castilla-La Mancha a reestrenar sus hogares y a crear hasta 1.200 empleos directos. La segunda línea se incluye en el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012 (PEVR) que contempla un millón de actuaciones de las que cerca de la mitad serán de rehabilitación, tres veces y media más que en el Plan anterior. En total serán 470.000 acciones, de las que 400.000 contarán con las ayudas RENOVE que tienen como fin la rehabilitación energética de las viviendas así como la mejora de su accesibilidad, seguridad y salubridad. El PEVR destinará 2.000 millones de euros a subvenciones directas a la rehabilitación a los que se sumará la financiación adicional ofrecida a través del ICO. Esta financiación pública generará una producción efectiva de 4.200 millones de euros y posibilitará la creación de hasta 300.000 empleos, teniendo en cuenta los recursos privados movilizados.