El Consorcio de Santiago destinará 300.000 euros a la restauración de siete retablos de la Capela de Ánimas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 (EUROPA PRESS) El Consorcio de Santiago destinará 300.000 euros a la restauración de los siete retablos de la Capela Xeral de Ánimas, en la Rúa das Casas Reais, en los que todavía no se ha intervenido y con los que se completará la rehabilitación de estas obras, que son nueve en total. La responsable del proyecto, Ángeles Fernández Santiago, destacó hoy el valor del conjunto, ya que son "retablos únicos en Galicia" tanto por su tamaño, como por el material que se empleó para su elaboración --estuco de yeso--, que "no es habitual" en la comunidad y, por tanto, apenas existía literatura respecto al proceso a seguir. El Consorcio firmó un convenio de colaboración con el Opificio delle Pietre Dure de Florencia, una institución que cuenta con técnicos especializados en este material, pues el estuco fue una técnica muy utilizada en Italia. Además, Fernández Santiago, destacó que se hizo un "buen estudio previo" en el que se determinó que los retablos de la pared norte eran los que estaban en peores condiciones --por la presencia de humedad--, frente a los del lado opuesto, que son los mejor conservados. Los retablos, realizados entre 1804 y 1814, son obra de Manuel de Prado y siguen un estilo procedente del mundo clásico. Uno de ellos, el de 'La caída' --el más degradado--, ya está completamente restaurado y un segundo retablo está a punto de finalizar el proceso. Ahora se licitará la restauración de los siete restantes, que podría durar un año más. La responsable de la restauración subrayó que el objetivo es conservar "el máximo de material original y que su conservación se prolongue en el tiempo lo máximo posible". Para ello procederán a hacer una limpieza de las piezas, para posteriormente eliminar los repintes --fueron pintadas hasta diez veces-- y devolverles el aspecto y el color, utilizando una técnica que permita reconocer en el futuro cuál es la parte original y cuál la que corresponde al restaurador. "UN BIEN DE TODA LA SOCIEDAD" El alcalde de Santiago y presidente del Consorcio, Xosé Antonio Sánchez Bugallo, manifestó su "satisfacción" por contribuir a la restauración del patrimonio y defendió la intervención de la administración local en este y otros proyectos, pese a que la titularidad las obras objeto de la rehabilitación sean de la Iglesia. "Es impensable que las parroquias financien las rehabilitaciones y la Administración pública interviene para preservar un bien que es patrimonio de toda la sociedad", dijo. Bugallo afirmó que la restauración es una "forma de trasladar" a las generaciones futuras el patrimonio "que no se debe perder". "Merece la pena", aseguró y señaló que la ciudad debe acostumbrarse a convivir con estas tareas de rehabilitación. Además, indicó que el problema "nunca puede ser el plazo" y sostuvo que Santiago "no puede ser una ciudad que tenga que estar acabada el 25 de julio de 2010" --en referencia al próximo Año Santo--. En este sentido rechazó acometer "actuaciones precipitadas que en un primer momento den el pego" pero no perduren.