El Ivacor finaliza el trabajo de restauración de 50 tallas religiosas que comenzó en 2003

ALICANTE, 7 (EUROPA PRESS)

La consellera de Cultura y Deporte, Trini Miró, y el presidente de Caja Mediterráneo (CAM), Vicente Sala, presentaron hoy el último paso religioso restaurado por el Institut Valencia de Conservació i Restauració de Bens Culturals (Ivacor), el Cristo del Divino Amor, que este año formará parte de la Semana Santa de Alicante, según informaron hoy en un comunicado fuentes de la Generalitat.

Con esta última restauración culmina el proyecto del Ivacor iniciado en 2003 para la recuperación de 50 tallas religiosas y otros elementos que forman parte del patrimonio religioso alicantino, explicaron.

La titular de Cultura consideró que esta labor de restauración "ha devuelto el esplendor al patrimonio religioso de la Semana Santa de Alicante". Asimismo, Miró señaló que la recuperación del patrimonio artístico de la Comunitat "es uno de los principales objetivos del Consell, y la Semana Santa alicantina, una de las de mayor relevancia y tradición en la Comunitat Valenciana".

"Recuperar la belleza de sus pasos supone darle a nuestro patrimonio artístico el valor y la transcendencia que se merece", continuó Miró, que añadió que "hoy todos los valencianos estamos de enhorabuena por haber recuperado un conjunto de tanta importancia histórica y artística y poder admirar su belleza".

En esta última etapa el Ivacor ha restaurado cuatro tallas religiosas que se corresponden con las imágenes del Cristo del Perdón de los Hermanos Blasco --conservada en la concatedral de San Nicolás de Alicante--, el Cristo de la Paz, obra de Campaner --conservado en la iglesia de San Juan Bautista--, la escena que representa la Entrada triunfante de Cristo en la ciudad de Jerusalén, y la presentada hoy, el Cristo del Divino Amor, que se conserva en el Convento de la Sangre de Alicante.

Todas ellas son tallas policromadas realizadas durante la segunda mitad del siglo XX y que, a lo largo del año, participan en las diferentes procesiones religiosas y marineras de la ciudad costera, destacaron las mismas fuentes.

El proyecto global de restauración se inició en 2003 y contó con un presupuesto de 300.000 euros, de los cuales el 40 por ciento --120.000 euros-- fueron aportados por el Consell, y el resto por sociedades y entidades privadas como la CAM, ECISA, El Corte Inglés, Cajamurcia, Caja Castilla-La Mancha, Caja Rural Central, Fundación Ruralcaja Alicante, Asociación Colectivo de Comerciante por Alicante, la propia Junta Mayor e incluso patrocinadores anónimos, precisaron.

Con este presupuesto, 20 técnicos alicantinos expertos en restauración recuperaron un total de 50 imágenes procesionales, un palio, un trono y un manto. Se trata de obras y objetos que presentaban diversos tipos de degradación como consecuencia del uso por parte de los cofrades y del paso de los años.

Entre las tallas restauradas en estos años, se encuentran todas las imágenes del Castillo Lastrucci, El Cristo del Morenet, Nuestra Señora de la Corona de Espinas, y la Virgen de las angustias de Salzillo, indicaron las mismas fuentes.