Exposición en la catedral de Zamora de los tres últimos tapices flamencos restaurados

ZAMORA, 14 (EUROPA PRESS)

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, Alberto Castro, y la jefa del servicio de Cultura, Elvira Fernández, inauguraron hoy en la sala capitular de la Catedral la exposición de los tres últimos tapices flamencos restaurados. 'El botín de Cannas', 'El rapto de Helena' y 'La destrucción de Troya' son los tres últimos tapices que quedaban por restaurar de los cinco que componen la serie Aníbal. Son obras flamencas del siglo XVI, en concreto de Bélgica, tal y como se refleja en las marcas situadas en los extremos de las obras, como explicó Pepa Garrido, coordinadora del equipo de restauración.

La inversión realizada en estos tres tapices asciende a 86.500 euros, repartidos entre los años 2007 y 2008.

Esta intervención forma parte del programa de restauraciones de los tapices de la Catedral, que se viene desarrollando desde el año 1999, con una inversión que, hasta el momento, supera los 450.000 euros.

Además de la serie Aníbal, en anteriores actuaciones, se han restaurado los de la serie de La Guerra de Troya, la serie La Viña y el tapiz Tarquino.

El equipo de restauración ha eliminado el polvo acumulado en los tapices y los restos de contaminación atmosférica y de anteriores reparaciones "que deformaban y degradaban el tejido". Se ha cambiado el forro que cubría el reverso y también el sistema de suspensión.

Los reposteros han sido sometidos a un proceso de limpieza en cubeta de lavado con agua desmineralizada y tensioactivo no iónico. Además, se ha llevado a cabo una costura de consolidación, "con una técnica que permite discernir el original de la zona reintegrada". Posteriormente, se llevó a cabo el forrado del tapiz con un tejido de lino, para aislar el original de la superficie de exposición.

En este proceso de restauración se ha habilitado un nuevo sistema de suspensión con velcro que, según los técnicos, es más adecuado para la exposición en vertical de piezas de gran formato, porque distribuye de manera homogénea el peso, además de facilitar el desmontaje del tapiz en caso de emergencia.