Las administraciones constituyen la Mesa de Patrimonio del recinto de Sant Pau de Barcelona

BARCELONA, 3 (EUROPA PRESS)

La Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona, la Diputación y la Muy Ilustre Administración (Mia) constituyeron hoy la Mesa de Patrimonio del recinto histórico del Hospital de Sant Pau de Barcelona para "preservar" el legado arquitectónico de la obra de Lluís Doménech i Montaner durante las obras de los pabellones para que acojan instituciones internacionales, actividades culturales y divulgación del patrimonio.

El recinto modernista de Sant Pau de Barcelona iniciará en junio, con la rehabilitación del pabellón administrativo y el Santa Apol·lònia, un periodo de ocho años de obras, con un coste estimado de 180 millones de euros. El proyecto quiere ser la vertiente de la sociedad civil de la Unión por el Mediterráneo (UpM), cuya secretaría se instalará en el Palacio de Pedralbes.

El proyecto se realizará en dos fases. La primera, hasta 2013 y con un presupuesto estimado de 115,8 millones, comprende reformar todo el eje central --formado por 13 pabellones--, construir un nuevo edificio de instalaciones y una galería de telecomunicaciones de un kilómetro. La segunda, entre 2013 y 2016, incluye el resto del recinto, con un coste estimado de 62,4 millones.

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, aseguró que la Mesa de Patrimonio pretende que todas las intervenciones de rehabilitación que se realicen en el patrimonio "tengan visión conjunta, una concepción coherente y respeto hacia este Patrimonio de la Humanidad".

Acompañado del conseller de Cultura y Medios de Comunicación, Joan Manuel Tresserras, el presidente de la Diputación de Barcelona, Antoni Fogué, y el administrador de turno de la Mia, José Cuervo, el alcalde aseguró que el proceso de transformación del recinto "avanza y en la buena dirección".

Tresserras remarcó que se trata de "uno de los grandes proyectos de salida de la crisis", con el objetivo de que uno de los monumentos "más maravillosos" de Barcelona se convierta "en la capital de la discusión mediterránea".

La directora delegada de la Mia, Gemma Sendra, ostentará la presidencia de la Mesa, en la que también figurarán el director general de Patrimonio Cultural de la Generalitat, un técnico de la Diputación, el jefe del Proyecto de Revisión del Catálogo Arquitectónico del Ayuntamiento, el director gerente de la Fundación Privada Hospital de Sant Pau y el jefe del proyecto de rehabilitación del recinto.

La Mesa tendrá conocimiento previo de todas las intervenciones que se hayan programado realizar, definir los criterios de intervención, hacer seguimiento de las actuaciones, asesorar sobre la calidad de las intervenciones, en los procedimientos de licitación, la selección de profesionales y la seguridad y logística de las obras.

Las obras prevén una serie de criterios en las intervenciones, como son restaurar los elementos estructurales, sistemas constructivos, materiales originales y elementos decorativos, escultóricos y ornamentales; mejorar las condiciones de aislamiento e impermeabilización de las fachadas; construcción de un nuevo edificios; optar por la mínima intervención posible en la estructura y por técnicas reparados poco invasoras; intervenir con carácter conservador en los elementos decorativos y limitar al mínimo las obras de adaptación, y extender la utilización de tecnologías inalámbricas para minimizar las redes de instalaciones.