Las obras de rehabilitación del Palacio del Capricho durarán 9 meses y tendrán un coste de 2,7 millones a cargo del FEIL

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Madrid rehabilitará el Palacio del Jardín 'El Capricho', ubicado en el parque del mismo nombre sito en el distrito de Barajas, unos trabajos que durarán nueves meses y que costarán 2,7 millones de euros financiados a cargo del Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL).

Según informó hoy el Consistorio, estos trabajos pretenden subsanar los daños que el inmueble sufre en su fachada principal y en la cubierta, además de acondicionar sus instalaciones y sus forjados a los usos culturales y educativos a que se dedican.

El palacio del Capricho surge en 1783, año en que los Duques de Osuna compraron la finca donde está asentado. Los nuevos propietarios ampliaron y remodelaron una casa de campo que había en la propiedad. Posteriormente hubo otras obras en el inmueble, el cual fue adquirido por el Ayuntamiento de Madrid en 1974. En 1985 el Palacio fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y en 1986 se instaló en el palacio la Escuela Taller de la Alameda de Osuna hasta su cierre en 1992.

El Ayuntamiento de Madrid encargó un informe de patología para revisar las tres plantas (baja, primera y segunda) y el sótano (planta bajo rasante). Se detectaron entonces una serie de daños en las fachadas, así como ciertos problemas generalizados de humedades y fisuras, entre otros desperfectos.

El estudio se tendrá en cuenta en la ejecución de las obras del Palacio para su consolidación y la recuperación de las partes dañadas y de la cubierta, según un proyecto elaborado por la Dirección General de Patrimonio y aprobado por la CIPHAN (Comisión Institucional de Patrimonio Histórico Artístico y Natural). También se tendrá en cuenta la documentación existente en los archivos históricos para mantener las condiciones históricas del edificio.

A grandes líneas, los objetivos que se persiguen con estas actuaciones son completar la catalogación de la documentación histórica existente en los archivos, indispensable para la correcta comprensión del edificio a la hora de realizar un proyecto de rehabilitación completo y desmontar todas las instalaciones sobrantes (bajantes, falsos techos), así como trasladar todos los bienes muebles ajenos al palacio y acumulados en su interior, catalogando y protegiendo todo lo que se considere de valor, para dejar el edificio vacío y limpio.

También se busca proteger todos los elementos de valor del palacio que se conservan intactos (pinturas, solados, esculturas...), después de ser identificados por los técnicos y protegidos adecuadamente para frenar el efecto del tiempo sobre ellos de cara a la futura rehabilitación, además de eliminar los focos de patología que se detectaron en el estudio de daños (humedades, grietas...) de manera que se garantice que el estado del palacio no va a empeorar con el transcurso del tiempo.

Junto a ello, se intentará recuperar factores de relevancia histórica mediante el desmontaje de ciertos focos de patología y su posterior reconstrucción. En este sentido, se recuperarán las terrazas originales al desmontar las cubiertas planas deterioradas; se recuperará el estucado de las fachadas, siguiendo métodos tradicionales que no se aplicaron en la primera rehabilitación, cuando se proceda a su reparación y repintado. Y se reemplazarán las carpinterías con réplicas adecuadas en los casos en que éstas sean fuente de humedades de filtración por su evidente deterioro.