Sevilla.- Una oficina técnica atenderá a los vecinos y estudiará la población de Regiones Devastadas

SEVILLA, 16 (EUROPA PRESS) El Ministerio de Vivienda, la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla han acordado hoy la creación de una oficina técnica que atienda las consultas de los vecinos y efectúe un estudio poblacional de la barriada sevillana de Regiones Devastadas, de forma previa a su renovación integral. En un comunicado, el Consistorio señaló que la comisión técnica de seguimiento de este proyecto de recuperación urbana se ha constituido en la Consejería de Vivienda en un encuentro al que han asistido el director general de Arquitectura y Vivienda de la Junta, Rafael Pavón; el concejal de Presidencia y Urbanismo de la corporación local, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, y el subdirector general de Ayudas a la Vivienda del Ministerio, Felipe Vizcarro. La oficina técnica de Regiones Devastadas se abrirá en los próximos meses en la propia barriada o en sus proximidades y tendrá una doble función; por un lado, atenderá las dudas y consultas del vecindario acerca de la actuación y, por otro, llevar a cabo un estudio socioeconómico y demográfico de la población de esta zona, donde viven más de dos centenares de familias. Este informe incluirá, entre otros datos, el régimen de tenencia de las viviendas que tienen los vecinos que se van a ver beneficiados por la renovación y permitirá a las administraciones definir las fórmulas de financiación. Cuando se tengan las conclusiones de este estudio, antes del verano, Consejería, Ministerio y Consistorio volverán a reunirse para perfilar más la rehabilitación. ÁREA DE RENOVACIÓN URBANA La Consejería y el Ministerio de Vivienda y el Ayuntamiento de Sevilla suscribieron el pasado 28 de octubre un protocolo de colaboración para renovar la zona de Regiones Devastadas, en el barrio de Amate de la capital hispalense, lo que implicará la reconstrucción de un total de 18 bloques compuestos de 210 viviendas y seis locales comerciales. En virtud de este acuerdo, este barrio sevillano estará considerado como un Área de Renovación Urbana, una figura que, conforme al Plan Estatal de Vivienda, se aplica en ámbitos de barriadas o barrios en proceso de degradación física, social o ambiental debido al elevado nivel de deterioro de los inmuebles. Debido al elevado estado de deterioro que presentan los pisos, edificados en 1957 y propiedad de la Administración central, la actuación que se desarrollará en la zona incluirá la demolición de los edificios, la reurbanización del suelo y la construcción de las nuevas viviendas, cuyo número dependerá de los incrementos de edificabilidad que puedan producirse. En la puesta en marcha de esta intervención, que se realizará por fases, se tendrá en cuenta tanto el realojo de la población afectada en cada una de ellas como el mantenimiento de la edificación existente. Los vecinos que estén inscritos en el censo de personas por realojar y que acrediten su régimen de tenencia de las viviendas se podrán beneficiar de forma preferente de esta actuación, aunque subsidiariamente podrán acceder al nuevo parque residencial aquellas personas que cumplan los requisitos que se exigen para acceder a VPO. La construcción de los nuevos pisos se efectuará sobre suelo propiedad del Ayuntamiento de Sevilla, en las parcelas que comprenden actualmente los inmuebles, delimitadas por la avenida de San Juan de la Cruz, las calles Paulo Osorio y Carlos García Oviedo y la Plaza de Ruperto Chapí.