Sacyr reduce un 80,2% su beneficio

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Sacyr Vallehermoso obtuvo un beneficio neto atribuido de 40,67 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un descenso del 80,2% en comparación con el mismo periodo de 2008, informó hoy el grupo de construcción y servicios.

La caída del resultado responde al hecho de que, "por prudencia", Sacyr ha optado por anotarse sólo los dividendos cobrados por la participación del 20% que tiene como primer accionista de Repsol YPF (67,2 millones de euros), y no sumar el porcentaje correspondiente de los beneficios de la petrolera, tal como hizo el pasado año.

El resultado de Sacyr arrojaría un crecimiento del 52,2% en caso de que en 2008 el grupo también hubiera contabilizado sólo los dividendos recibidos de la inversión en la petrolera.

No obstante, la compañía que preside Luis del Rivero no ha realizado cambios en la forma de contabilizar su 20% de Repsol, que sigue consolidando por puesta en equivalencia.

Los resultados de la constructora también se ven afectados por la provisión de 93,7 millones de euros que, bajo el mismo criterio de prudencia, Sacyr ha realizado para cubrir "todas las cuentas a cobrar de clientes que atraviesan dificultades económicas o las de más antigüedad, y las facturas de asesores de las OPA", entre otros conceptos.

Las cuentas trimestrales del grupo reflejan asimismo la "adaptación" que, según explicó, está realizando a las actuales condiciones de mercado. Entre las medidas de adecuación destacan las ventas de activos, fundamentalmente suelo, por un monto total de 715 millones de euros, y de su participación en el centro comercial Parque Corredor de Madrid, que generó plusvalías por 63,8 millones.

Estas ventas permitieron asimismo a Sacyr reducir en un 7,4% su endeudamiento, que cerró marzo en 13.443 millones de euros (de los que 5.093 millones corresponden al crédito para financiar Repsol). Este importe se recortará en otros 2.000 millones cuando el grupo cierre la venta de su filial de concesiones Itínere a Citi, según indicó la directora general corporativa, Ana de Pro.

PAGOS DE DEUDA CUBIERTOS

Durante una presentación a analistas, De Pro garantizó que el grupo cuenta con recursos suficientes para atender a su deuda gracias a las ventas de activos, a la nueva financiación obtenida (327 millones de euros), a la generación de caja de sus actividades y a la venta de Itínere. No obstante, indicó que Sacyr está permanentemente en contacto con las más de cien entidades financieras con las que tiene distintos tipos de financiación.

En cuanto a la cifra de negocio, creció un 69,8% entre enero y marzo, hasta sumar 2.019 millones de euros, en tanto que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 174 millones de euros, un 12,5% más. El 87,8% de la facturación se registró en España y otro 5,6% en Portugal.

Por áreas de negocio, destaca Vallehermoso, la rama de promoción inmobiliaria, que cuadruplicó (+302%) sus ingresos, hasta los 937 millones, gracias a las referidas ventas de suelo. También creció, un 31,2%, la facturación por venta de viviendas, por el hecho de que se contabilizan las entregas formalizadas en el periodo de pisos vendidos en ejercicios anteriores.

Las ventas comerciales, de su lado, se elevaron ligeramente, hasta 190,3 millones, si bien la cartera de preventas de viviendas pendientes de entregar y contabilizar se reduce a la mitad (-49,6%) respecto a un año antes, hasta 1.140 millones de euros.

De su lado, Testa, filial de patrimonio inmobiliario, generó ingresos por 70,4 millones de euros, un 3,6% más, pese al descenso del 4% en la superficie alquilada, gracias a la mencionada venta de activos.

CAÍDA EN CONSTRUCCIÓN

En cuanto a la división de construcción, redujo un 3,8% sus ingresos del primer trimestre, hasta los 850 millones de euros, y un 25% su aportación al Ebitda.

No obstante, Sacyr destacó que los ingresos son un 10% superiores a los del último trimestre de 2008 y que cerró marzo con una cartera de obras pendiente de ejecutar por 6.231 millones de euros que "garantiza la evolución futura de esta actividad".

Según la compañía, este descenso se ve compensado por la "buena marcha" registrada en Valoriza, la filial de servicios y energías renovables (con ingresos de 210,9 millones, un 16,5% más) y las concesiones que no se venden con Itínere (facturaron 20,5 millones, un 14,5% más, fundamentalmente gracias a la subida de tarifas).