China rechaza acusaciones de espionaje informático

China rechaza las acusaciones de espionaje informático

China rechaza las acusaciones de espionaje informático

PEKÍN (Reuters) - China rechazó el martes un informe que sugería que podría estar implicada en la utilización de redes informáticas para espiar a tibetanos en el exilio y a gobiernos extranjeros, acusando a sus autores de estar poseídos por "el fantasma de la Guerra Fría".

China ha sido acusada reiteradamente de utilizar Internet para entrar en secreto en redes informáticas en el extranjero para llevar a cabo sabotajes y reunir información de inteligencia, y siempre ha negado esas acusaciones.

Un informe del Centro Munk para Estudios Internacionales, que tiene su sede en Toronto, señaló que al menos 1.295 ordenadores en 103 países se vieron afectados por el espionaje, que dijo que se llevó a cabo desde China, pero no pudo vincularse al Gobierno de forma concluyente.

Un portavoz del Ministerio de Exteriores de China rechazó esas acusaciones como rumores y dijo que Pekín está comprometido con la protección de la seguridad en Internet.

"Hoy en día el problema es que hay gente fuera del país inventando ávidamente rumores sobre el llamado espionaje de Internet de China", dijo el portavoz Qin Gang en una sesión informativa regular.

"Hay un fantasma en el exterior llamado la Guerra Fría y un virus llamado la amenaza de China", añadió Qin, utilizando frases en inglés para dejar claro su significado.

"Gente poseída por el fantasma de la Guerra Fría propaga constantemente este virus de la amenaza de China".

Entre las webs infiltradas desde China había embajadas, ministerios de Exteriores y oficinas gubernamentales, especialmente en el sureste y sur de Asia, y centros de exilio tibetano del Dalai Lama, dijeron los investigadores canadienses en el informe hecho público el fin de semana.

Un ordenador situado en la oficina privada del Dalai Lama se infectó con un virus, según descubrieron los investigadores. Fue capaz de robar información como listas de correos electrónicos con miles de nombres y documentos de posiciones de negociación desde la máquina y enviarla a los que controlaban el virus.

El Dalai Lama dijo a los periodistas en Nueva Delhi que los ordenadores de su oficina llevaban un tiempo siendo pirateados.

"(...) Algunas comunicaciones entre mi oficina y nuestra secretaría central ... parecen llegar a manos chinas", dijo. "Pedimos a algunos expertos en Internet que miraran esas intrusiones".

El Dalai Lama dijo en una ocasión que las autoridades chinas protestaron ante India por la solicitud de visado de una persona antes de la presentase oficialmente. Esta persona sólo había comunicado su deseo de visitar India en un correo electrónico a la oficina del Dalai Lama.

El estudio fue realizado por un 'think tank' o grupo de estudios privado y un centro de investigación asociado con la facultad de estudios internacionales de la Universidad de Toronto.