Todo lo que no nos han contado sobre el borrado de datos de Google


  • A pesar del respaldo del abogado de la UE, el buscador estaría obligado a retirar contenidos según salirdeinternet.com.

  • Deberá retirar informaciones ilícitas, o informaciones que las web de origen hayan bloqueado o borrado.

El abogado general de la UE da la razón a Google sobre el derecho al olvido

El abogado general de la UE da la razón a Google sobre el derecho al olvido

Artículo elaborado por www.salirdeinternet.com

Desde hace años, el rey de los buscadores ha librado una dura batalla en Europa, defendiendo su derecho a no retirar información de Internet.

El martes, el Abogado General del Tribunal de Justicia Europeo presentó su opinión ante dicho tribunal, afirmando que Google no debería borrar un caso concreto: una subasta publicada en La Vanguardia en el año 1998. Todo ello por considerar que la publicación tiene un origen completamente legal, y que Google es neutral.

Hay muchos medios que han confundido esa opinión, pensando erróneamente que es una decisión final del propio Tribunal de Justicia y creyendo que Google no quedará obligada en lo sucesivo a borrar datos en ningún caso. Nada más lejos de la realidad.

Siguiendo el criterio del propio Abogado General, lo cierto es que Google deberá someterse a la normativa europea y deberá retirar informaciones ilícitas, o informaciones que las web de origen hayan bloqueado o borrado.

El panorama no es nada halagüeño para la compañía. Si bien podría perderse este caso porque la información almacenada era "lícita", basta leer entre líneas para ordenar sencillamente las reglas de juego en contra de Google.

En www.salirdeinternet.com creemos que si una web publica un contenido ilegal, el afectado podría denunciar a la web ante la Agencia Española de Protección de Datos, y si la resolución reconociese la ilegalidad, el contenido no sólo podría borrarse en la web, sino hacerse valer posteriormente frente a Google.

El buscador, al que ahora se ha declarado que está sujeto a la normativa Europea, deberá aceptar la petición, máxime cuando el contenido sea manifiestamente ilegal.

Además, Google también deberá borrar los enlaces que las web de origen hayan bloqueado. Se pretende evitar algo muy habitual y que suele ocurrir en los Boletines Oficiales.

A modo de ejemplo, y a fin de no citar a ninguna persona en concreto, referimos el supuesto por todos conocido en el que la SGAE bloqueó un contenido, pero Google continuó sin respectar dicho bloqueo a posteriori, haciendo además de chivato al informar del robot.txt que debería haber generado el bloqueo.Las obligaciones aumentan para el buscador. Google deberá retirar las informaciones que las web hayan eliminado.

Es decir, que si una web elimina un nombre, o lo reduce a iniciales, ¿por qué motivo sigue relacionando la búsqueda de una persona con esa web? La versión inicial del buscador es que es un problema de la "memoria caché". Sin embargo, conviene conocer la explicación de Google cuando se le dice que la memoria caché se eliminó hace meses:"Aunque entendemos su preocupación, Google no puede hacer nada. …. En ocasiones, los resultados más relevantes de una búsqueda no incluyen las palabras exactas en esa búsqueda. No dejamos de mejorar nuestros algoritmos de búsqueda y utilizaremos este caso para saber cómo podemos aumentar la relevancia de los resultados."En www.salirdeinternet.com, a día de hoy tenemos varios casos de este estilo. Es evidente que si el Abogado General del Tribunal de Justicia Europeo hubiese analizado un caso así, no podría mas que declarar la responsabilidad de Google en estos supuestos.

Podemos concluir afirmando que si esto era una batalla, Google ha entrado con el escudo de Estados Unidos y ha salido con la losa de la normativa Europea, que le obliga mucho más allá de lo que inicialmente imaginaba.

Y que si bien Google se ha beneficiado de la presunción de "neutralidad" y "no intervención" en sus búsquedas, dicha presunción será una espada de Damocles permanente.

Sobre el derecho al olvido, si Google deberá o no retirar informaciones ilícitas o incluso lícitas cuando existan "razones legítimas", confiamos en que el futuro Reglamento Europeo de Protección de Datos siente unas bases claras y no tengamos que conformarnos con los titulares que abundan estos días.

Este artículo lo ha redactado www.salirdeinternet.com, cuyos abogados fueron los primeros, ejercitando el derecho de oposición, en ganar a Google en la Agencia Española de Protección de Datos en el año 2007. A Google se le impuso la obligación directa de retirar contenidos, que cumplió, sin recurrir la resolución. Poco antes, la AEPD había denegado peticiones contra los buscadores, o las había estimado sin imponer la obligación directa y única de retirar datos.